Zafó Corral

El intendente de Santa Fe José Corral fue beneficiado por el archivo de una causa federal que lo tenía entre sus imputados, por su rol de directivo de LT10. El expediente se abrió en mayo de 2004, por una denuncia de un ex locutor de la emisora que señaló irregularidades en el control de la publicidad y posible fraude fiscal. En marzo de 2005 se requirió la instrucción de la causa. Lo hizo la entonces fiscal federal Cintia Gómez, quien imputó a Guillermo Alvarez, Sergio Cosentino, José Corral y Julio Talín por fraude en la tramitación, control y emisión de la publicidad comercial en LT10, segun publicó ayer el sitio on line Zona critica. Sustentaba su requerimiento en el reclamo de los empleados de la emisora que reclamaban por mayores y mejores condiciones laborales y salariales y la empleadora oponía como argumento la carencia de ingresos. El 4 de julio del 2014, el juez Reinaldo Rodríguez consideró que la causa podía estar prescripta por el paso del tiempo. En respuesta a ese razonamiento, el 7 de agosto del mismo año la fiscalía consideró que la idea de la prescripción era desacertada, porque se trataba de presuntos delitos cometidos por funcionarios públicos. El 18 de mayo de 2017, el entonces fiscal federal Claudio Kishimoto -que reemplazó por unos meses su colega Walter Rodríguez- firmó un dictamen pidiendo el archivo de las actuaciones, iniciadas a partir de la denuncia de Alberto Rafael Frutos. Se basó en los informes de los peritos que mencionaron que era insuficiente el material recabado para tener una posición contundente sobre lo investigado, tampoco LT10 tenía reservados o archivados los registros publicitarios del período investigado y tampoco los registros de audio. Finalmente, agregaba como insólito argumento, que "el señor Frutos, dado el tiempo transcurrido y la circunstancia de encontrarse actualmente muy enfermo, ha perdido todo interés en el trámite de la investigación". Sin muchas vueltas, al día siguiente, el juez Reinaldo Rodríguez archivó las actuaciones.