En Chile hay preocupación por una posible abstención record en las presidenciales de hoy
Votos que pueden ser escasos en este domingo
Desde que se hizo voluntario, la cantidad de votantes es cada vez más baja. Los candidatos de hoy se preguntan si la indiferencia cívica no va a distorsionar el cálculo, que tiene a Piñera como favorito para otros cuatro años.
Una de las escuelas donde se vota hoy en las presidenciales y legislativas parciales.Una de las escuelas donde se vota hoy en las presidenciales y legislativas parciales.Una de las escuelas donde se vota hoy en las presidenciales y legislativas parciales.Una de las escuelas donde se vota hoy en las presidenciales y legislativas parciales.Una de las escuelas donde se vota hoy en las presidenciales y legislativas parciales.
Una de las escuelas donde se vota hoy en las presidenciales y legislativas parciales. 
Imagen: AFP

Desde Santiago

Los últimos llamados a acudir a sufragar por parte de los ocho candidatos a la presidencia de Chile que se medirán hoy en las urnas, marcó la jornada previa a las elección que además incluye listas parlamentarias y de consejeros regionales. Es que desde que el 31 de enero de 2012 comenzó a regir la inscripción automática y voto voluntario, los niveles de abstención han sido altísimos. Sólo como ejemplo basta recordar que en el ballotage de 2013, el 58 por ciento de los electores no fue a votar. Una masiva concurrencia hoy domingo puede definir la competencia y eso los postulantes lo saben.

Otro de los temas que ha planeado sobre la víspera de las elecciones, es el ballotage. Si bien los adherentes de Sebastián Piñera (Chile Vamos), el empresario de derecha que ya gobernó Chile entre 2010 y 2014, aún confían en que pueda ganar en primera vuelta (las encuestas le dan hasta un 45 por ciento de apoyo), lo cierto es que lo más probable es que haya una nueva disputa eleccionaria entre él y Alejandro Guillier (20 por ciento), el candidato más fuerte de la centro izquierda, sector que se ha dividido en seis candidaturas: Beatriz Sánchez (Frente Amplio), Carolina Goic (Democracia Cristiana), Marco Enríquez-Ominami (PRO), Alejandro Navarro (Partido País) y Eduardo Artés (Unión Patriótica). Por el lado de la derecha, el otro candidato es el independiente Juan Antonio Kast.

Así las cosas, los partidos que apoyan a Guillier (se ha definido en el último tiempo como continuador de Michelle Bachelet) ya se ven enfrentando a Piñera en diciembre. Ayer anunciaron que el próximo martes darán a conocer al nuevo comando, luego de una reunión clave que se realizará apenas se conozcan los resultados oficiales de hoy.

Sin embargo, según Radio Cooperativa, la posibilidad de que miembros del actual gabinete de Michelle Bachelet, se integren al equipo de Guillier, no está clara, toda vez que los presidentes de los partidos aseguraron que no esperan contar con ningún ministro, para no dar señales de debilidad en lo que queda de gobierno. “No es conveniente desmantelar el gobierno”, señaló Guillier al respecto. La gran duda ahora es si la Democracia Cristiana, tras la reunión de su consejo que realizará el día lunes, se sumará a esta campaña y la decisión en la misma línea que tome el Frente Amplio.

Piñera por su parte, jugó un partido de fútbol en el populoso Parque Los Reyes en el centro de Santiago, junto a ex seleccionados chilenos y sus adherentes.

“Lo que vimos hoy día trabajo en equipo, espíritu deportivo, saber ganar y saber perder, caerse y ponerse de pie, intentar meter los goles pero jugando limpio y mostrando los talentos. Es lo que queremos ver en nuestro país de eso se tratan los tiempos mejores y por eso yo espero que mañana (hoy) podamos tener una elección tan limpia y tan apasionada como fue este partido de fútbol y que todos los chilenos y la chilenas participen mañana es muy importante”, dijo a EMOL.

Insistió en “llamar a cada uno de ustedes a un encuentro con nuestro país y nuestra patria. Vayan a votar. Voten por el que quieran siempre que nos conduzca a tiempos mejores”, agregó.

Al finalizar el partido, Piñera aseguró que la revancha la llevarían a cabo el día 16 de diciembre “que nos toca tal vez la segunda vuelta”. “Si ganamos mañana vamos a estar muy contentos, si ganamos por más de 10 puntos vamos a estar extraordinariamente contentos, si nos va aún mejor mire vamos a estar contentos no sólo nosotros sino que todos y cada uno de los chilenos”, remató con gran confianza.

A su turno, y desde el Café California de la tradicional comuna de Ñuñoa, Beatriz Sánchez, quien figura tercera en las encuestas,  dijo que “es increíble cómo se genera un ambiente en donde parece que la elección ha terminado, y nos parece una falta de respeto con las y los chilenos, porque no somos los candidatos los protagonistas, son las personas”, en relación a la sensación de triunfo de Guillier y Piñera.

Por su parte, Marco Enríquez-Ominami, tras reiterar su llamado a ir a las urnas, reconoció, en este mismo medo de comunicación, que “nuestra expectativa es compleja. Si no votan los trabajadores, yo confirmo lo que las encuestas dicen. Si no movilizan a sus sindicatos, las encuestas dicen la verdad. Los resultados van a depender de la capacidad de movilización de los trabajadores. Si no votan vamos a retroceder”.

Además instó a la centroizquierda a la unidad. En caso de pasar a segunda vuelta, dijo que será “el primero en llamar a Alejandro Guillier, Carolina Goic, y Beatriz Sánchez para que trabajemos juntos en la casa de la unidad. Los perseguiré donde estén… A Ricardo Lagos, le digo que no se escape, a Michelle Bachelet, iré personalmente a La Moneda a pedirle a todos que ayuden, concluyó.

Al cierre de esta edición, en Melbourne, Australia se constituía la primera mesa en el exterior, mientras que en Wellington, Nueva Zelanda se emitió el primer sufragio internacional.

El canciller Heraldo Muñoz calificó como “un hecho histórico” el inicio del voto en el extranjero que comenzó este sábado.