Se reducirá la litigiosidad

El ministro Silberstein dijo ayer tras la presentación del anteproyecto de reforma al Código Procesal Laboral que "al rescatar y revalorizar la conciliación, acercamos la Justicia al conflicto individual y hacemos vigentes principios elementales al proceso laboral como la concentración y la economía además de, por supuesto, la celeridad. En las etapas iniciales del proceso, la Justicia conoce a las partes y el conflicto que sostienen y trata de mediar con inmediatez". Según el ministro, "si la conciliación fracasa se procura el ordenamiento y simplificación del debate judicial y actividad probatoria, por eso esta reforma procesal modificará sustancialmente la duración de los trámites y la remanida morosidad o falta de respuesta de la Justicia. Creemos que además se reducirá la litigiosidad judicial". Y agregó: "No deseamos ver juzgados cargados de documentos y papeles, tenemos que hacer más ágiles, versátiles y flexibles las primeras etapas del proceso en pos de la solución del conflicto y de una mayor eficiencia".