Energías renovables: Jeremy Gara pone ritmo a Arcade Fire y a su proyecto electrónico
“Es saludable perseguir tus impulsos creativos”
El baterista aprovechará la visita del grupo canadiense a Buenos Aires para presentar, también, su flamante disco solista.

“Siempre es lo mismo: hacer música y escribir canciones. Nunca hay un plan más grande que eso”, explica Jeremy Gara, baterista de Arcade Fire, acerca de lo que inspiró el nuevo disco de su banda, Everything Now, publicado este año. “Tal vez la estética y la presentación sean más conceptuales en cada álbum, pero lo que nos propusimos desde nuestros orígenes fue preocuparnos por componer buenos temas”. No obstante, antes de mostrar en el BUE el más reciente trabajo del grupo canadiense –que regresa a Buenos Aires tras su show en el Lollapalooza de 2014–, el artista de 39 años develará por primera vez al público local el repertorio de su primer disco en solitario, Limn, en el que exhibe su veta electrónica. “Ambos proyectos usan energías diferentes y son libres. Tocar en una agrupación que me gusta tanto sirvió de aliciente para encarar este material. Con mi propuesta en solitario lo que pretendo es experimentar qué sucede cuando yo solo tomo cada decisión. Repartir mi tiempo entre Arcade Fire y Limn ayudó a renovar mi energía”. 

A pesar de que los diez tracks de Limn se encuadran en el ambient, Gara reconoce que haber trabajado en Everything Now con Thomas Bangalter, de Daft Punk, y Geoff Barrow, de Portishead, fue de gran utilidad para él a la hora de hacer su disco. “Son personas encantadoras y excelentes. Me asombra lo que hacen, pese a que su música apunte hacia lugares diferentes”, afirma. “Ambos tienen confianza y saben cuáles son sus puntos fuertes. Es maravilloso trabajar con personas que son claras en sus formas”. Grabado en sus ratos de esparcimiento, tras el último tour de Arcade Fire, el debut solista del baterista de uno de los grupos más importante del indie  del siglo XXI es un álbum artesanal: además de la música, él se encargó del arte de tapa y la producción de los vinilos. En lo único que recibió ayuda fue en la masterización, a cargo del noruego Helge Sten. “Grabé pequeños sonidos y piezas de música, las puse juntas, y el proceso concluyó cuando sentí que sonaba como un disco”. 

Al momento de justificar por qué se decidió por este subgénero de la electrónica, Gara apela a la espontaneidad. “Si bien escucho mucha música diferente, ésta fue la que surgió cuando comencé a trabajar para mí”, confiesa el artista al NO.  “Paso la mayor parte de mi vida colaborando con otras personas. Así que me parece curioso que esto haya apuntado hacia un lado diferente a lo que suelo hacer: sin batería, sin ritmos y con menos estructura”. Grouper, Laurel Halo y My Bloody Valentine fueron algunas de las referencias del músico de Ottawa durante la realización de Limn. “Puedo citar influencias de cualquier género, realmente. Nunca faltará la inspiración”. De esta forma, y siguiendo los pasos de William Butler, Richard Reed Parry y Tim Kingbusry, el baterista se convierte en otro Arcade Fire con proyecto paralelo. “Es saludable perseguir tus impulsos creativos. No siempre es fácil hacer que todo funcione, pero ciertamente necesitamos espacios para explorar las cosas que nos inspiran a mantener la energía en nuestro arte”. 

* Jeremy Gara presentará Limn el jueves 14/12 a las 20 en el Ciclo Ruido, del Centro Cultural San Martín, Sarmiento 1551, CABA. Y Arcade Fire participará del Festival BUE el viernes 15/12 en Tecnópolis, General Paz y Constituyentes.