La estabilidad del jefe de la Armada
A disposición del Presidente

El jefe del Estado Mayor de la Armada, el almirante Marcelo Srur, habló por primera vez desde que desapareció el submarino ARA San Juan. Dijo que su cargo “está a disposición del Presidente”, o de la opinión del ministro de Defensa, Oscar Aguad, pero aseguró que no es su intención abandonar sus funciones. “Mientras no me releven, voy a seguir en la función”, sostuvo Srur. También aclaró que investiga cuál fue el destino de la última llamada de voz que hizo el submarino antes de perderse el rastro.

La suerte de Srur ya está echada: Macri decidió relevarlo de su cargo y espera un mejor momento hacerlo. Tras 21 días de incertidumbre, y en medio de las críticas de los familiares de la tripulación del ARA San Juan por la mala comunicación de los acontecimientos, el jefe de la Armada rompió el silencio y aseguró que continúa la búsqueda de la embarcación a pesar de que las condiciones extremas y el tiempo transcurrido “no son compatibles con la vida humana”.

“Lo fundamental es determinar las responsabilidades. El cargo de un jefe de Estado mayor es diario, la ratificación política es día a día, no tenemos una fecha. Yo estoy a disposición del Poder Ejecutivo y de lo que opine el señor ministro. Mientras no me releven, voy a seguir en la función”, aclaró Srur sobre su responsabilidad en la tragedia del San Juan.

El jefe de la Armada volvió a ratificar que la embarcación se encontraba en perfectas condiciones para navegar y que había superado el control de 48 horas previo a la salida. Sin embargo, el almirante lamentó que el check list de los controles queda a bordo, algo que habrá que cambiar para poder revisar si el capitán había anotado alguna avería. “Las fallas reportadas anteriomente no inhabilitaban la navegación”, aseguró Srur sobre el incidente de entrada de agua por el snorkel reportado por el capitán del submarino tiempo atrás y agregó que para saber qué pasó “no cabe otra que encontrarlo”.

El almirante puso el foco en la investigación que están haciendo la Armada y la Justicia sobre las responsabilidades y advirtió que está dispuesto a ir “hasta las últimas consecuencias”. “Le entregamos a la jueza 22 cajas con información de todos los controles que había tenido el submarino”, indicó Srur y precisó que ya requirieron información a la empresa satelital Iridium, proveedora del servicio de comunicación en alta mar, para conocer el destino de la última llamada de voz que salió desde el ARA San Juan, a las 7.19. Hasta ahora se desconoce quién recibió esa comunicación.

Por último, Srur aseguró que “no le consta” que haya habido corrupción en la reparación de media vida que se le realizó al submarino y confirmó que el buque “salió en condiciones”.

Por otra parte, el capitán de navío Gabriel Attis asumió ayer como nuevo jefe del Área Naval Atlántica y de la Base Naval de Mar del Plata, en reemplazo de contraalmirante Gabriel González, quien había pedido su pase a retiro el 22 de noviembre.