Policías y cámaras de seguridad

El ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, adelantó ayer detalles del operativo policial que se desplegará el domingo en el clásico que se jugará a las 17 en el Gigante. En esta ocasión el operativo de seguridad en la ciudad dará comienzo mañana a las 18, con custodias de las sedes de Central y Newell's, y culminará el domingo por la noche. En el Gigante habrá presencia de 650 uniformados y otros 200 policías estarán abocados a custodiar lugares estratégicos de la ciudad.

"La seguridad pública no termina cuando culmina el partido en sí, sino muchas horas después. Vamos a contar con el apoyo de la Brigada Aérea de la policía y de un camión de alta tecnología que puede monitorear todas las cámaras de seguridad en tiempo real", aseguró Pullaro. "Durante el partido se reforzará la vigilancia en todo el entorno del estadio y luego se focalizará en el resto de la ciudad", agregó el ministro, quien hizo el anuncio en sede de Gobernación junto al presidente de Central, Raúl Broglia, y el de Newell's, Eduardo Bermúdez.