Traspaso de surtidores

La petrolera Pampa Energía anunció ayer la firma de un acuerdo de venta de sus estaciones de servicio y de la refinería que posee en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, además de otros activos, al grupo holandés Trafigura, que opera bajo la marca Puma. La operación fue comunicada al mercado por ambas empresas e incluye más de 250 puntos de venta, la refinería Ricardo Elicabe (BBR) en Bahía Blanca, una fábrica de lubricantes y una terminal de almacenamiento y despacho de combustible en Caleta Paula, en la provincia de Santa Cruz, que tenía la petrolera de Mindlin. Trafigura ratificó que está construyendo una red de estaciones de servicio en Argentina, desarrolladas bajo la marca Puma Energy de las que ya dispone unas 50 bocas de expendio.