Allanamientos en dos domicilios
También a Scioli

En una jornada convulsionada por el fallo del juez Claudio Bonadio contra la ex presidenta Cristina Kirchner y otros ex funcionarios por el Memorándum con Irán, la justicia platense realizó allanamientos en una causa que apunta al ex gobernador bonaerense Daniel Scioli, originada por un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF) por la venta de un emprendimiento en Tigre.

Los allanamientos fueron ordenados por la jueza de garantías Marcela Garmendia, a pedido del fiscal penal Alvaro Garganta, que investiga a Scioli en una causa por supuesto lavado de dinero que presentó la diputada Elisa Carrió. La policía allanó dos domicilios de la empresa Capanone SA, ubicados en la calle Paraguay al 1400 y Tomás Anchorena al 600, de la que Scioli posee el 99 por ciento de las acciones. También hizo un operativo en la sede que la empresa Miller Building Internacional SA tiene en el Parque Industrial de La Plata, en la calle 520 y ruta 2, supuestamente beneficiada con varias obras públicas durante la gestión de Scioli. 

En la causa, Garganta investiga la venta de un emprendimiento que hizo Capanone a Miller Building en el partido de Tigre y por el que pagó 3.850.000 dólares, cifra que para los investigadores está por encima del valor de mercado. Por eso, la Justicia intenta determinar si ese monto “oculta una especie de compensación”, según explicaron, al ex gobernador por haber adjudicado a Miller distintas obras públicas en el Puerto de La Plata, en la Obra Social del Servicio Penitenciario Bonaerense y el centro de monitoreo de la Autopista del Buen Ayre, entre otras.

El dato de la venta del terreno surgió luego de un pedido que hizo el fiscal Garganta a la UIF para que le detalle si existía “algún registro de Operación Sospechosa en la que haya participado o intervenido Daniel Osvaldo Scioli”. Según la orden de allanamiento de ayer, Miller “también mantenía negocios a nivel particular con Scioli a través de la construcción de las instalaciones del club de Futsal La Ñata”. Además le alquilaba el lugar donde despliega su actividad comercial Multiespacios La Posada, un emprendimiento hotelero destinado a eventos sociales y corporativos que ocupa un predio de cuatro hectáreas en el Tigre, y que en enero de este año fue vendido por Scioli a Miller a través de la sociedad Capanone. Por eso, en los allanamientos el fiscal buscó documentación contable relacionada a los vínculos entre dichas empresas.