Crítica y repudio

“Sin debido proceso no hay justicia: hay persecución”, alertó el CELS ante las procesamientos dictados por el juez Claudio Bonadio, a quien criticó por dictar prisiones preventivas sin fundamentos. El Inecip manifestó su “preocupación por las prácticas mafiosas de la justicia federal” y repudió “la utilización y manipulación política de los juzgados de Comodoro Py”. Bonadio “impulsa una causa paralela irregular por la firma del Memorándum con Irán”, recordó el CELS, y advirtió que dicta preventivas en base a la “doctrina Irurzun”, según la cual haber sido parte del gobierno implica poder entorpecer una investigación judicial o fugarse. “Es una medida desproporcionada e ilegal” que pone de manifiesto “una instrumentalización del sistema penal para perseguir a opositores políticos”. “La causa impulsada por Bonadio es una expresión más de la utilización política del atentado y de las arbitrariedades y violaciones al debido proceso que se justifican en una supuesta lucha contra la impunidad”, concluyó. El Inecip tildó de “insostenible el nivel de prácticas mafiosas” en los últimos fallos de la Justicia Federal y exigió “terminar con la judicialización de los conflictos político partidarios y el uso político de las decisiones judiciales, que hace tiempo han dejado de basarse en argumentos jurídicos para convertirse en herramientas de negociación y manipulación”.