El diputado Daniel Arroyo cuestionó la reforma previsional
"Hacen el ajuste sobre los más débiles"
El diputado de 1País señaló que el objetivo de la reforma es ahorrar dinero con los jubilados y beneficiarios de la AUH para darles más recursos a las provincias. "Estos recortes afectan también a la economía, es un camino equivocado", alertó.
Imagen: Joaquín Salguero

El diputado nacional por 1País, Daniel Arroyo, denunció que, con la reforma previsional, el objetivo del Gobierno es “ahorrar dinero a costa de los jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH)”. "Es un sistema que apunta a hachar o a empeorar los ingresos de los jubilados, de las personas que cuentan con la AUH; todos juntos son un universo de 12 millones de personas", puntualizó. 

Arroyo cuestionó el reemplazo de la fórmula de la ley actual para la actualización de haberes jubilatorios, que disminuirá el poder adquisitivo. “Objetivamente, los jubilados y aquellos beneficiarios de la AUH pierden plata, porque el cálculo hace que les aumenten menos", advirtió el diputado en FM La Patriada, y detalló que con la fórmula actual, “los jubilados en marzo deberían tener un aumento de cerca del 13 por ciento” pero con los cambios propuestos “el aumento rondaría un 5,7 por ciento". 

Para Arroyo, esta situación no está mal únicamente “en términos de valores” sino “también en términos económicos”. “Si la gente tiene menos plata en el bolsillo no va a poder comprar más. Estos recortes afectan también a la economía, es un camino equivocado", alertó al relacionar el ajuste contra los jubilados con el pacto de los funcionarios y las provincias para aprobar la reforma tributaria.

“El Gobierno acordó con las provincias en darles más recursos, acordó con la provincia de Buenos Aires sobre el Fondo del Conurbano, y toda esta montaña de plata sale de los recortes a los jubilados y planes sociales", agregó. 

El Gobierno intentará hoy dar el primer paso para convertir en ley la reforma previsional, que con el cambio de la fórmula de actualización de haberes podará 100.000 millones de pesos anuales a jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH para tapar agujeros económicos de la administración central y las provincias. 

El Frente Renovador ya había anticipado su rechazo, por considerar que hacen el "ajuste sobre los más débiles y más pobres”.

"El Gobierno no está resolviendo nada, sólo está hachando los ingresos de los jubilados y los beneficiarios de planes sociales", destacó Arroyo e hizo extensivo el rechazo hacia la reforma laboral porque “quita derechos y empeora la situación de los trabajadores”.