Además pidió un embargo de 5 millones de pesos
Rafecas procesó a Milani por enriquecimiento ilícito

El ex jefe del Ejército, César Milani, fue procesado sin prisión preventiva, en una resolución judicial que incluyó también un embargo preventivo de 5 millones de pesos. Así lo dispuso el juez federal Daniel Rafecas, quien consideró probado que Milani no logró justificar, al menos en parte, la compra de una casa en junio del 2010 en el barrio de La Horqueta, en el partido bonaerense de San Isidro por 1,5 millones de pesos según la escritura. 

En un fallo de 500 carillas, el magistrado consignó que la investigación concluyó que se desconoce el origen de la mitad del dinero con el que Milani realizó la compra. En su resolución, Rafecas también procesó como partícipe necesario de la maniobra al capitán retirado Eduardo Enrique Barreiro, a quien le trabó un embargo por 2 millones de pesos, y que cumple prisión domiciliaria en el marco de una causa por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar y se encuentra a la espera del inicio del juicio oral en la Justicia Federal de La Plata. 

Según había declarado en este expediente en octubre pasado Milani, Barreiro fue quien le prestó 200 mil dólares para comprar la casa en el exclusivo barrio La Horqueta. De acuerdo con la declaración de Milani, su amigo le habría entregado ese dinero durante un brindis, en el Edificio Libertador, en diciembre del 2009, y al menos otras seis personas habrían presenciado la entrega. Según pudo determinar la investigación, para justificar el origen de parte del dinero, Milani habría fraguado un "contrato", por el cual Barreiro le habría prestado 200 mil dólares (equivalentes en ese momento a 800 mil pesos), para demostrar ante la Oficina Anticorrupción el origen del dinero, documento que habría sido descartado como evidencia.