Despidos encubiertos en Radio Nacional
La ola amarilla del ajuste no se detiene
Imagen: Twitter

El Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (Sdmcp), encabezado por Hernán Lombardi, dio otra paso más en su política de ajuste a través de "despidos encubiertos bajo la figura de la no renovación de contratos", denunció la Comisión Interna de Radio Nacional esta tarde y declaró un paro de actividades hasta las 20. La alarma se encendió por la decisión de la emisora pública de no renovar los contratos de dos productores y la advertencia del vicedirector, Pablo Ciarlero, de que "pueden continuar las cesantías", denunció el delegado Fernando Pedernera, en diálogo con PáginaI12.

La confirmación de las censantías la dio Ciarlero durante una reunión con los delegados de la radio, al mismo tiempo que 160 camarógrafos, periodistas, guionistas y editores del área de la Televisión Digital Abierta (TDA) realizaban una toma pacífica en el hall del Centro Cultural Kirchner en reclamo de sus puestos de trabajo.  

"No es que sobre gente en Radio Nacional. La emisora no se puede dar el lujo de prescindir de personal calificado como los dos productores a quienes no se les renovaron sus contratos. Parece que cuando empieza a tallar la planilla de Excell, la calidad y el profesionalismo quedan de lado", lamentó Pedernera.

El delegado de la radio pública indicó que el paro de 5 horas votado esta tarde en asamblea puede ser el "inicio de un plan de lucha extenso" frente a los "despidos encubiertos o las jubilaciones anticipadas", que afecta también a los trabajadores de la Televisión Pública, la agencia Télam y el TDA. "La situación de fraude laboral la venimos denunciando desde hace años", advirtió el delegado, en relación a las contrataciones temporales disfrazadas de "asistencia técnica", que el macrismo arrastra desde la gestión kirchnerista y sirve de paragüas a los recortes.  

La medida de fuerza en Radio Nacional ocurre un día después de la toma pacífica (durante 8 horas) del hall del CCK por parte de los 160 contratados del área de contenidos de la Televisión Digital Abierta (TDA), tras la decisión del organismo dirigido por Lombardi de cerrar el programa de producción de contenido, denominado CIARA. La toma se levantó ayer por la noche con la promesa de recibir una propuesta, que hasta el momento no llegó. 

"Se quiere desguazar para contratar, seguramente, a los amigos del Gobierno", le explicó a PáginaI12 Juan Oyharçabal, uno de los trabajadores de la TDA , a quien le informaron el martes por la noche que su contrato no sería renovado en 2018.  

Los 160 trabajadores despedidos del área de contenidos solicitaron ser reubicados en otras áreas de la televisión pública —donde la renuncia del director Horacio Levin despertó el alerta de otro plan de recortes— y que se ofrezcan retiros voluntarios, como sucede en las señales estatales DeporTV y Paka Paka.    

En paralelo, el Gobierno Nacional publicó esta mañana en el boletín oficial la tercera prórroga de seis meses para la presentación de una ley de comunicaciones convergentes que reemplace la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que desde diciembre de 2015 el Poder Ejecutivo desarmó mediante decretos presidencial en sus puntos centrales, habilitando la concentración de licencias por parte de los grupos mediáticos y la posibilidad de ofrecer servicios a través de varias plataformas.

La resolución fue firmada por el Ministerio de Modernización, organismo dentro del cual quedó la comisión creada por el exministerio de Comunicaciones y encabezada por Silvana Giudici, cuya promesa era entregar un proyecto de ley en julio de 2016.    

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ