Sombras de guerra
Imagen: REP

El cuento por su autor

Pensar en la génesis de un cuento implica para su autor varias  indagaciones y tal vez algunas pocas respuestas. Obviamente como se trata de una ficción, su motor ineludible es desde el inicio  movilizar con libertad una potencialidad imaginativa, y el de la escritura también. Y sobre todo narrar una historia, de esas bien delineadas en lo posible, como prefieren ciertos escritores que admiro. Todos estos son propósitos que he puesto en acción, creo, en los momentos en que escribí “Sombras de guerra”. Por otra parte, sé y puedo decirlo, que algunas de las acciones, personajes, sus voces y los conflictos ficcionales que se reúnen allí son de algún modo apropiaciones de relatos que me contaron. También está Rodolfo Walsh, como una velada y fragmentaria paráfrasis de su historia contada en ¿Quién mató a Rosendo? pero vista desde un descendiente de una de las víctimas de la matanza que narra. La violencia de la guerra con los ingleses también aparece de un modo casi lateral, aunque presente en su dimensión de manipulación cruel de la dictadura cívico militar. Justamente, en 2017 se han cumplido 40 años del secuestro y desaparición de Rodolfo Walsh. Pienso que esta circunstancia y el contexto actual de persecuciones políticas y violentas represiones sociales realizadas por el poder oficial existente me impulsaron a elegir este cuento, publicado en mi libro  Emoción violenta en 2015.