Con teléfono al volante

El uso de teléfonos celulares por parte de conductores de autos particulares en la ciudad de Buenos Aires se triplicó en los últimos 10 años, según un relevamiento la Asociación Luchemos por la Vida (LxV), que advirtió que eso “agrega más peligro al tránsito cotidiano”. En septiembre de 2007 el 4,1 por ciento de los conductores relevados estaban usando celular mientras manejaban, una cifra que fue creciendo hasta alcanzar el 13,3 por ciento en septiembre del año pasado. “Resulta alarmante, ya que significa que entre los vehículos particulares que circulan por Buenos Aires, diariamente (unos 1.400.000), hay aproximadamente 186.000 usando un celular mientras conduce, simultáneamente y constantemente, pese a la expresa prohibición” de dos leyes porteñas y una nacional.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ