Cláusula y tasa

La confirmación por parte del Indec del número de inflación para 2017 del 24,8 por ciento genera un movimiento en algunos de los acuerdos paritarios que incluyeron cláusulas gatillo. En los gremios de bancarios, estatales, Comercio y Sanidad se activará la cláusula para compensar acuerdos que quedaron por debajo de la inflación. En bancarios la cláusula opera automáticamente desde octubre, cuando la inflación superó el 19,5 por ciento. Se está negociando cómo abonar los aumentos que se retrotraen a enero y alcanzarían un 4,5 por ciento. Comercio acordó un 20 por ciento de aumento y se negocia como aplicar subas adicionales. Sanidad acordó una mejora salarial del 22 por ciento o dos puntos por arriba de la inflación de 2017. Para los estatales hay una cláusula no automática que debería operar porque se acordó una suba salarial del 20 por ciento hasta mayo. Por otro lado, la dificultad del Gobierno para controlar la inflación, que quedó el año pasado casi 8 puntos por encima del techo de la pauta oficial, incrementa el grado de dificultad de la autoridad monetaria para avanzar en su plan de reducción de las tasas de interés. El martes el BCRA enfrenta una nueva licitación de Lebac.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ