La lista más macabra

Revigorizados por haber alcanzado el pasado año su pico histórico de predicciones, los anónimos creadores del sitio británico The Death List –encomendado a confeccionar el listado de celebridades a las que, a su consideración, les alcanzaría la guadaña en los venideros meses– han lanzado su temida y macabra lista de 50 famosos que fallecerían en 2018. Considerando, conforme sucede cada año, ciertas reglas que rigen sobre su comité “experto”: seleccionar a personas cuya muerte tenga impacto en medios anglosajones; y que haya cierto recambio (al menos 25 nombres no deben haber figurado en la edición anterior). Así, tras haber batido su record histórico con 17 aciertos mortíferos en 2017, entre los que figuraron el boxeador Jake LaMotta, el ex rey de Rumania Michel I, el multimillonario David Rockefeller y el fundador de Playboy, Hugh Hefner, un nuevo año trae nuevos y potenciales RIP. A decir de The Death List, los del mítico historietista de Marvel Stan Lee, el cantante Charles Aznavour, el ex Papa Benedicto XVI, el realizador Mel Brooks, Sean “James Bond de antaño” Connery, el Rolling Stone Ronnie Wood, la ex chica Grease Olivia Newton-John, entre otros. El actor Kirk Douglas, que ya ha aparecido en 16 ocasiones, es al que más fichas le han puesto para sucumbir, liderando la edición ‘18. “En 2017, años de promesas se cumplieron cuando nuestra lista registró 17 éxitos asombrosos. ¿Será que le seguirán años difíciles, sin tanto tino? ¿O acaso será que nuestro foro ha devenido poderoso recurso, con nuevos récords por venir?”, se interrogan desde el sitio. Por lo demás, anota la web Konbini que “sobreviene inmortal pregunta: ¿Quiénes están detrás del misterioso comité, creado a fines de los 80?” Y responde con supuestos recolectados: que, al parecer, se trataría de un grupo de amigos que, en un bar de las cercanías de la Universidad de Warwick, en Inglaterra, pergeñó la mórbida propuesta tras enterarse de la muerte de Cary Grant. Recuerda, además, que “sus primeras predicciones fueron desastrosas: de las 31 muertes esperadas, solo una de estas celebridades se convirtió en fantasma. Pero en tres décadas, The Death List ha recorrido un largo camino. Con progresos en sus pronósticos, para fortuna de sus fundadores. De lo contrario, difícilmente hubiera sobrevivido”.