Jueces penales salieron a responder al ministro Pullaro por la ola de crímenes
Una cuestión de políticas de seguridad
El presidente del Colegio de Magistrados, Gustavo Salvador dijo que "la justicia actúa cuando el delito ya se cometió" y el juez Caterina recordó que "las muertes en la calle no son culpa del poder judicial". También respondió Ganón.
Gustavo Salvador opinó que la feria ni las salidas transitorias son origen de delitos.Gustavo Salvador opinó que la feria ni las salidas transitorias son origen de delitos.Gustavo Salvador opinó que la feria ni las salidas transitorias son origen de delitos.Gustavo Salvador opinó que la feria ni las salidas transitorias son origen de delitos.Gustavo Salvador opinó que la feria ni las salidas transitorias son origen de delitos.
Gustavo Salvador opinó que la feria ni las salidas transitorias son origen de delitos. 
Imagen: Sebastián Granata

Jueces penales salieron a responderle ayer al ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, quien responsabilizó a la justicia por el aumento de delitos en los últimos días. "Que haya muertes en la calle no es culpa del Poder Judicial. Que cada poder del Estado se haga cargo de lo que le toca", dijo el juez Luis María Caterina, coordinador del Colegio de Jueces de primera instancia. Su par de la Cámara Penal y presidente del Colegio de Magistrados, Gustavo Salvador, agregó: "Atribuirle a la feria judicial una ola delictiva es desacertado. La administración de justicia no tiene a su cargo las políticas de seguridad o de prevención". El camarista aseguró que en lo que va de la feria judicial se realizaron 120 audiencias. Más tarde, el ex defensor general, Gabriel Ganón, dijo que el ministro "busca tirar la pelota a otro lado". En medio de esas críticas, Pullaro arremetió: "No pretendo ofender, pero necesitamos el compromiso pleno de cada uno de los actores".

Tras la decena de crímenes que se contabilizó entre los últimos días de 2017 y los primeros de este año, Pullaro mencionó antayer que hubo acusados que "fueron detenidos por la Policía y por algún motivo recuperaron la libertad", cuando el caso llegó a la Justicia. En ese sentido cuestionó la feria judicial. Ayer agregó que "antes la Justicia podía paralizarse, pero era otra la realidad. Ahora, en enero, en Argentina no puede pensar lo mismo. Necesitamos una acción similar a la que llevan el Gobierno y la policía de Santa Fe, que sea acompañada por la Justicia. Pretendemos discutir y pensar si todavía tienen sentido las ferias judiciales en los meses de mayor conflictividad", arremetió.

Más temprano, desde el Colegio de Magistrados, Salvador respondió en medios radiales: "No compartimos la apreciación realizada por el ministro de Seguridad. La incidencia de la administración de justicia en lo que puede considerarse como la ola de violencia que vive Rosario no tiene significación. La administración de justicia interviene en un caso puntual cuando el hecho ya sucedió. La Justicia no tiene a su cargo la diagramación de políticas de seguridad o de prevención que pudieran anticiparse al eventual acontecimiento de un hecho delictual", expresó.

Desde Tribunales, también le contestó Caterina, uno de los jueces que está de turno en feria. "El tema de la feria judicial se podrá discutir, pero aquí hubo audiencias el 31 de diciembre y todos los días que se han pedido. Es un sistema que está previsto así y se podrá mejorar y discutir, pero de ahí a decir que la culpa o que el problema es el Poder Judicial me parece que es errar puntos centrales en los que poner el acento; por ejemplo, que no tenemos un lugar de internación para adictos en problemas con la ley, que muchos lugares de detención no tienen sistemas de alfabetización adecuados, que la gente entra al sistema penal y sale sin que se le resuelva una serie de problemas. Todo esto, sin contar los problemas barriales que no son del Poder Judicial. Nosotros asumimos la parte de responsabilidad que tenemos; pero que los muertos aparezcan en la calle no es un problema del Poder Judicial, sino, en todo caso, del Ejecutivo. Nosotros después tenemos que evaluar en cada situación si la persona tiene que ser responsabilizada o no. Porque es un sistema de garantías. Lo demás son políticas generales. Pero cuando hay problemas salen a decir que la culpa la tienen los jueces", dijo.

"No es que el Poder Judicial desaparece en el mes de enero", agregó Caterina; y especificó que en Rosario quedaron dos jueces para audiencias orales y públicas, mientras que hay un juez distrital, más empleados y funcionarios; sin contar a los fiscales y defensores.

Sobre la situación de las últimas semanas, Caterina señaló: "Si tomamos el problema solo como una cuestión judicial y policial, estamos errando; porque hay problemas de vivienda, escolarización, de consumo  problemático de sustancias, la situación económica, la pauperización. Si pensamos que todo esto se soluciona solo con persecución penal, estamos errando", aseguró. Al mismo tiempo, apuntó a la falta de capacitación policial y otras falencias. "Hay un problema de seguridad y de violencia en las calles que excede al Poder Judicial", dijo; y mencionó el flagelo de las armas en manos de la ciudadanía. 

Salvador también habló de la feria judicial: "Es una organización administrativa que se despliega por los superiores tribunales provinciales y nacionales y está regida por leyes. Durante el mes de feria, no es que la administración de justicia deja de funcionar. Por el contrario, en los Tribunales, y en lo que hace a la materia penal, la actividad no sólo existe sino que es intensa. En poco más de diez días de enero, se llevaron a cabo 120 audiencias, donde se debatieron imputaciones de delitos, análisis de medidas cautelares, de prisiones preventivas dispuestas durante el año".

En ese sentido, agregó que el trabajo también continúa en otros fueros; y aclaró: "La Justicia no es responsable de la seguridad. La Justicia no diseña políticas de seguridad, sino que resuelve los casos traídos a juzgamiento". Al mismo tiempo, señaló: "No es que los dichos (del ministro) nos causen malestar, sino que en criterio de este Colegio creemos que se intenta desviar el eje de la situación al relacionar con ello las salidas transitorias y la feria; es totalmente desacertado". Por eso, Salvador negó que se otorguen más salidas en las fiestas. "Se está sacando responsabilidad a quien le compete el diseño de las políticas y ver las verdaderas causas. Rosario tuvo 10 homicidios en los primeros diez días del año y no hay razón en vincularlo a las salidas transitorias y menos en el desempeño de la Justicia en la feria", aclaró.

Por su parte, el exdefensor público general Gabriel Ganón sumó que "lo único que intentan estas declaraciones (de Pullaro) es confundir a la población, porque el recrudecimiento de la violencia no tiene que ver con las vacaciones de funcionarios y magistrados. Hay un pésimo funcionamiento del sistema de seguridad publica de la provincia. La policía está garantizando impunidad a determinados grupos", dijo en LT8.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ