Trabajadores del Senasa volvieron a advertir sobre el vaciamiento y la privatización
“Medidas de riesgo sanitario para el país”
Los empleados del Senasa marcharán el viernes a las sedes de las patronales agropecuarias para rechazar su rol en la “privatización” de las tareas de control que corresponden al organismo, medida que se da en paralelo al ajuste presupuestario y los 130 despidos. La intención, según ATE, es “quitar al Estado del medio” para poder “autocontrolarse”.
Imagen: Télam

Trabajadores del Senasa se movilizarán este viernes hasta las sedes de la Sociedad Rural, de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) y del consorcio de carne ABC para denunciar la participación de esas entidades agropecuarias en la “privatización” de las tareas de control de ese organismo. Según ATE, esta  situación que apunta que las empresas agropecuarias puedan “autocontrolarse” pone en “riesgo sanitario” a todo el país.

El gremio aseguró que el “vaciamiento” del Servicio Nacional de Sanidad Animal y  Calidad Agroalimentaria tuvo como intención quitar de las manos del Estado el control de la producción agropecuaria para pasárselo a las entidades agrarias. En esta decisión podría existir un conflicto de intereses por  parte de las corporaciones.

A través de un comunicado de ATE-Senasa, los trabajadores denuncian que el gobierno de Cambiemos desfinanció el organismo que tiene como misión erradicar y prevenir en todo el territorio las enfermedades y plagas que afectan a animales y vegetales, así como también garantizar la seguridad alimentaria y trazabilidad e inocuidad de los alimentos que se consumen en el país y de los alimentos que se exportan. 

“Por falta de presupuesto las actuales autoridades se enorgullecen despidiendo personal, no pagando más alquileres de las más de 400 oficinas sanitarias de campo distribuidas a lo largo y ancho del país, exigiendo y ‘apretando’ a los profesionales a pedir por favor a las sociedades rurales del interior un lugar para seguir funcionando”, advierten. También cuentan que se creó la figura de director Técnico Privado y se retiró definitivamente el Servicio de Inspección Veterinaria. 

ATE denuncia además que se transfirió a los privados (sociedades de productores agropecuarios y fundaciones) los programas de erradicación y prevención de plagas que afectan a los cítricos, a las vides y a la producción de algodón. En ese sentido, apuntan no sólo a la conducción del Senasa sino también del ministerio de Agroindustria, por impulsar “irresponsables medidas de tanto riesgo sanitario para el país”, y a las entidades agropecuarias (Sociedad Rural, Carbap, Coninagro, CRA) por “cómplices silenciosas y partícipes necesarios para consumar” estas medidas. 

La conducción de ATE le pide a los trabajadores que no accedan a pedirles favores a las entidades agropecuarias y también plantea un rechazo al retiro de los servicios veterinarios.