Carta de lectores

Agua

Desde la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor de Rosario impulsamos la campaña ¡Reclamá tu jarra de agua! La iniciativa consiste en repartir volantes en corredores gastronómicos y áreas de masiva afluencia de personas, con información sobre el derecho de los comensales a recibir, de manera gratuita y segura, una jarra de agua. El objetivo es concientizar a la sociedad sobre la exigencia de un derecho que actualmente no se encuentra satisfecho por los bares y restaurantes de la ciudad.

La Ordenanza 9465 de 2015, de la concejala María Eugenia Schmuck, establece la obligatoriedad para los establecimientos gastronómicos, bares y restaurantes, de poner a disposición de los clientes un mínimo de 250 centímetros cúbicos de agua potable del servicio de red apta para consumo, por persona. El objetivo de esta iniciativa se fundamenta en un concepto jurídico y sociológico que amplía el derecho humano al agua y fomenta el consumo de la misma como opción saludable.

Sin embargo, pese a los reiterados reclamos, al pedido de implementación aprobado por el Concejo Municipal de Rosario y a que la misma ordenanza establece multas para quienes no cumplan con la obligación, se advierte un alto porcentaje de infracción por parte de los responsables de comercios gastronómicos. Además, cabe destacar que hay otra iniciativa presentada por la Concejala María Eugenia Schmuck y el Concejal Sebastián Chale, donde se solicita al Ejecutivo Municipal que realice las gestiones pertinentes ante la empresa Aguas Santafesinas S.A. para que se otorgue una tarifa diferencial bonificada a todos aquellos locales gastronómicos que cumplan con lo establecido.

Lo ideal sería que cada comercio gastronómico cumpla en ofrecer y disponer a pedido del cliente agua potable en forma libre y gratuita, pero como esto no sucede, desde la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor sentimos la necesidad de motivar a la ciudadanía a que reclame por su derecho.

María Julia Bonifacio

Oficina Municipal de Defensa del Consumidor

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ