#NG PWR! indaga en el gusto milénico
Historia social de la juventud
Foodies, raperos hipsters, tatuadores disruptivos, economías ilegales y nuevas farmacopeas; el temario del ciclo de Nat Geo craneado por Vice.

No hay dudas de que el nuevo bloque temático de Nat Geo, #NG PWR!, podría significar varias cosas. Una onomatopeya al estilo Batman de los ‘60, el grito de guerra de un comando que odia las vocales o la reencarnación de la banda que acompañó a Prince en los ‘90, pero, claro, la New Power Generation ya no tiene demasiado que hacer sin su jefe. Se trata de algo más difícil de dilucidar: ¿cuáles son los intereses, gustos y expresividades propias de los millennials? El reciente estreno de la señal ofrece una gama de intereses colorida como el pastillero de la golosina Pez, con cierto joie de vivre, algo de peligro y estética pastiche.

El combo va de lunes a viernes a las 23 y propone un contenido diferente en cada jornada sobre ese sustrato etario y demográfico difuso. La intención del canal es darles espacio a producciones hechas por y para una nueva audiencia. “Combina nuevas dinámicas narrativas con contenidos novedosos”, aseguran desde la usina antes vinculada a animales salvajes, destinos exóticos y antropólogos en formato magazine. Propósitos al margen, los envíos llevan el sello de la productora VICE, que hizo de la curiosidad su guía.

El formato es el de docureality a cargo de un conductor multitask, slashie… un culo inquieto, bah.  Huang’s World (lunes) es una demostración cabal de ello: su host es Eddie Huang (chef, abogado, diseñador, restaurador, entre otras cosas) y pivotea distintas culturas a partir de su legado gastronómico. Tattoo Age (martes) es una mirada íntima a ese arte a través del retrato de algunos artistas rupturistas como Thom deVita, el nipón Mutsuo, Dan Santoro y Steve Butcher, un neozelandés que hizo escuela haciendo imágenes de jugadores de la NBA sobre la piel.

Hamilton Morris es un científico vinculado al filósofo Antonio Escohotado, el autor de La historia general de las drogas, que en su segmento Hamilton’s Pharmacopeia (miércoles) indaga la historia, la química y el impacto social de sustancias (legales e ilegales) en el mundo. Hay más en Black Market (viernes), donde el actor Michael K. Williams investiga las economías ilegales más grandes del mundo, y por ejemplo va detrás del  “lean”, el trago púrpura hecho a base de jarabe para la tos al que se hicieron adictos varios raperos como Lil Wayne y que está haciendo estragos.

El bloque conducido por el rapero Tyler, the Creator es quizás el más emblemático de todos los envíos en su búsqueda generacional. En Nuts & Bolts (jueves), el músico que tocará en el próximo Lollapalooza local explora sus “cosas” favoritos y cómo funcionan (el karting, las camas, la flotación, el stop motion y las zapatillas, obvio) mientras se reúne con expertos que lo ayudan a inventar e innovar ese objeto a partir de su concepto.

Más que como The Creator, acá anda como The Hipster. No hace nada específico, excepto definir aquello que tiene onda y andar pegándose golpes con los de su séquito. ¿Es divertido? Bastante. ¿Qué hay de sus innovaciones? A veces un espanto, en otras algo caprichosamente rimbombante. Casi un remix del viralizado video con la reflexión del intelectual Simon Sinek sobre los dimes y diretes de esta camada pero en plena acción.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ