[RECHAZÁ]

Cuidado con la letra chica: si le mandás “sí, acepto” a los términos y condiciones para utilizar el WiFi gratuito del Gobierno de la Ciudad 

–el que funciona, por ejemplo, en el subte– estarás permitiendo que las autoridades ingresen en tus redes sociales, que accedan a tus datos personales, que modifiquen el contrato sin tu autorización, e inclusive, 

a que tu imagen y voz sean usadas 

en “acciones publicitarias, de prensa, promoción, publicación y difusión” 

gubernamentales. 

¡Ojo con los abusos estatales!