LA CIFRA
12

años del femicidio de Paulina Lebbos se cumplen este 26 de febrero, el paso de tres fiscales y un expediente de 116 cuerpos. El juicio que comenzó en estos días tiene en el banquillo de los acusados a cuatro ex policías, un funcionario y un sexto sospechoso por el crimen de la estudiante de Comunicación Social de 23 años, que el 26 de febrero de 2006 salió con una amiga a celebrar la aprobación de una materia cursada en la Universidad Nacional de Tucumán. Al amanecer las chicas tomaron un remís, pero Paulina nunca llegó a la casa de Víctor César Soto, con quien tenía una hija de 5 años. Su cuerpo apareció mutilado 14 días después al costado de la ruta provincial 341, a 30 kilómetros de la capital tucumana. Su padre, el entonces director de Juventud de la provincia Alberto Lebbos, denunció desde un principio las irregularidades de una investigación que durante todos estos años se habría dedicado a encubrir a “los hijos del poder”, autores y partícipes del secuestro, la privación ilegal de la libertad y el asesinato de Paulina.