el libro

COREA. DOS CARAS EXTREMAS DE UNA MISMA NACION

Daniel Wizenberg y Julián Varsavsky

Ediciones Continente

Dos cronistas argentinos viajan a la península coreana sin cruzarse –uno al norte, el otro al sur– y contrastan visiones sobre cómo se vive el último capítulo de la Guerra Fría. Corea del Norte llevó la idea del comunismo a un insólito sistema cuasi monárquico basado en la sacralización del líder y en una sociedad disciplinaria. Corea del Sur desarrolló un autoritario tecnocapitalismo que centró la exigencia en el estudio y el trabajo generando altísimos niveles de estrés, explotación y suicidios. En el norte, Wizenberg traspasa la muralla antidigital de la “dinastía” Kim construida para que no se vea nada desde fuera y no haya contacto con el exterior. En el sur, Varsavsky observa cómo avanza la “sociedad del cansancio”, con ciudadanos deprimidos atrapados entre la realidad física y virtual.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ