La U3 y la nueva alcaidía
Falta de todo

El Servicio Público Provincial de Defensa Penal ‑SPPDP‑ realizó una serie de acciones en favor de los internos e internas que se encuentran alojados en las Unidades Penitenciarias Nº 3 y en la nueva Alcaidía Regional de la ciudad de Rosario. Por un lado, funcionarios del Registro Provincial de Casos de Violencia Institucional y afectaciones de Derechos Humanos perteneciente a la Defensoría Provincial, visitaron la Unidad Penitenciaria Nº 3 a fin de relevar el estado en el que viven los internos allí alojados.

Según pudo observarse, todos los pabellones inspeccionados cuentan con similares problemas de infraestructura: condiciones edilicias muy deterioradas, instalación eléctrica precaria sin disyuntor y con cableado casero expuesto. Además, el desagüe cloacal está tapado causando por momentos que rebalse de materia fecal.

El 31 de enero Mariano Sebastián Delgado falleció electrocutado en la Unidad Penitenciaria Nº 3. El hecho, independientemente de la investigación que el Ministerio Público de la Acusación encomendó al Fiscal Walter Jurado, motivó la inmediata intervención del SPPDP y el seguimiento mediante inspecciones y entrevistas.

Por su lado, la Defensoría Regional efectuó una inspección en la nueva Alcaidía donde trasladaron a las mujeres alojadas en la vieja Unidad Penitenciaria Nº 5 y la Alcaidía de Mujeres.

El informe elaborado revela serias irregularidades y muestra que las condiciones de alojamiento de las internas no satisfacen los estándares mínimos exigidos a nivel internacional en materia de encierro, en particular por las Reglas Mandela.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ