El auto era conducido por un menor que quiso evitar un control policial
Persecución y vuelco en Villa Crespo
Los ocupantes del auto escaparon de un control en Agronomía y comenzaron a ser perseguidos por veinte patrulleros. En Corrientes y Ángel Gallardo chocaron contra un taxi y volcaron. Hay cinco detenidos y un herido.
Imagen: Télam

Un adolescente de 17 años que no tenía registro de conductor y que usaba el auto de su padre sin haberle pedido permiso tuvo en vilo a 20 patrulleros de la Policía de la Ciudad que lo persiguieron a lo largo de 6 kilómetros de la Capital Federal sin poder alcanzarlo. Todo terminó cuando el joven chocó a un taxi, dio contra un puesto de diarios y volcó el coche en plena avenida Corrientes. Hay cinco detenidos.

El hecho comenzó esta madrugada en el barrio de Agronomía, cuando los agentes intentaron detener al Volkswagen Bora en el que viajaban cinco jóvenes. El parte policial dice que se le hizo señas al conductor para que se detuviera, pero éste aceleró.

Ante las sospechas, el patrullero que intentó hacer el control vehicular, pidió refuerzos y, a lo largo de la persecución, una veintena de móviles policiales de las comisarías 27°, 28° y 37° hicieron fila detrás del Bora gris manejado por un adolescente.

La persecución llegó hasta el centro del barrio porteño de Villa Crespo, donde finalmente el conductor perdió el control en Corrientes y Ángel Gallardo: chocó contra un taxi, rozó a una moto que pasaba por el lugar, subió a la vereda y dio de lleno contra un puesto de diarios y volcó.

El único herido fue el taxista, que fue internado con politraumatismos en el hospital Durand. Nada se notificó al respecto sobre los cinco adolescentes que iban en el auto. Tienen entre 17 y 19 años y todos quedaron detenidos en la Comisaría 11, en Avenida Díaz Vélez al 5100.

En tanto, Luisa, la dueña del kiosco de diarios, lamentó entre llantos lo ocurrido porque, según dijo en declaraciones televisivas, el negocio no estaba asegurado. Minutos después, durante una entrevista radial, el titular del gremio de Canillitas, Omar Plaini, se comprometió a brindar ayuda a la mujer para que recupere el puesto.

La policía informó que el menor que emanejaba no tenía registro de conducir y que el auto era propiedad de su padre, quien no se lo habría prestado.