Juicio por explosión del laboratorio Apolo
El jefe de Mantenimiento en la mira

A un año y medio de la explosión del laboratorio Apolo S.A., el Ministerio Público de la Acusación hará una primera imputación por el delito de estrago culposo agravado y lesiones graves culposas al  responsable de mantenimiento en la planta, cuando se dio la explosión de la caldera en el lugar que funcionaba en Alem al 2900. "Se le reprochará ser el responsable de los causando daños materiales en el laboratorio y domicilio de lindero ubicado en pasaje Dumont 2960 y lesiones graves a cinco personas en diferentes grados", señalaron desde el MPA.

El hecho ocurrió "por un descuido humano, al violar el deber de cuidado exigido para poner en funcionamiento la caldera", expresaron. Además, se solicitarán medidas alternativas a la prisión preventiva y se espera nueva fecha para la realización de la audiencia imputativa que ayer debió ser suspendida, ya que no fue citado el acusado.

Ayer estaba prevista una audiencia con el imputado en libertad. Cumplía funciones de jefe de Mantenimiento del laboratorio Apolo. La audiencia se suspendió por dificultades en la notificación y se reprogramará dentro de los próximos 10 días hábiles. La acusación correrá por parte de la fiscal Mariana Prunotto de la Unidad de Homicidios Culposos, en suplencia de Walter Jurado, titular de la causa. Por aquellos días -entre fines de junio y julio de 2016-, las pericias dieron cuenta de que la explosión de la caldera del laboratorio fue por "acumulación de vapor".

Ayer también se hizo público el caso de Juan Carlos Sánchez, vecino del lugar del siniestro, cuya vida tuvo un giro drástico a partir de la explosión. El siniestro ocurrido durante la madrugada del 27 de junio de 2016 no sólo arrasó con la vivienda de este colectivero de 64 años, lindera a la empresa siniestrada en Alem al 2900. También destrozó proyectos, sueños y espacios de contención familiar. Y le dejó secuelas físicas irreversibles a Juan Carlos: quemaduras en el 60 por ciento del cuerpo y aplastamiento de vértebras, entre las lesiones más graves. "Esa maldita explosión me partió al medio", manifestó en Radio 2.