La recarga de la SUBE

Hace dos semanas que presentamos el proyecto juntos a mis pares de bloque del FJV y enviamos una nota dirigida al secretario de Transporte de la Provincia, Pablo Jukic, en relación a la implementación de la tarjeta SUBE para el transporte interurbano de pasajeros entre Rosario y su zona, para que se disponga la implementación de puntos de adquisición y recarga de la mencionada tarjeta. En el mismo sentido, presenté un proyecto de Comunicación ante la Cámara de Diputados. Y aun no tengo respuesta alguna.

A partir del 1 de febrero de 2018 se ha establecido en forma obligatoria y exclusiva el uso de la tarjeta SUBE para el pago del transporte público de pasajeros interurbano que conecta a Rosario con las localidades vecinas, muchas de ellas ciudades populosas, con gran movilidad de personas que viajan diariamente a trabajar, estudiar, realizar trámites, acceder a servicios de salud.

La nota dirigida a la subsecretaría de Transporte Automotor sostiene que la reciente implementación del sistema de tarjeta SUBE en todas las líneas explotadas por la empresa Rosario Bus limita considerablemente las opciones de los usuarios ya que si no cuentan con dicha tarjeta no tienen forma de utilizar el transporte público. Tengamos en cuenta que el período de transición entre el sistema anterior y el actual fue de tan sólo 15 días y que abarca a usuarios de transporte de ciudades y localidades de todo el cordón industrial.

La reforma del sistema se dio sin tener la infraestructura necesaria para atender las necesidades de adquisición y recarga de la tarjeta de decenas de miles de usuarios de la vasta zona conectada mediante esta empresa de transporte. Los vecinos de las ciudades que deben movilizarse se encuentran con la dificultad de que hay muy pocos puntos de atención de la tarjeta, y como casi todos ellos son comercios privados, dependen de que los mismos estén abiertos, de que les funcione internet... En el mejor de los casos, el usuario de transporte debe caminar varias cuadras para conseguir un kiosco que le recargue la tarjeta (el que no siempre se encuentra en las cercanías del recorrido del colectivo). Además, la recarga se efectúa contra el pago de un plus o adicional a discreción de cada comercio.

* Diputado provincial.