La posición de los legisladores nacionales santafesinos sobre la legalización del aborto
Voces a favor, en contra y cortinas de humo
De los 19 diputados y 3 senadores de Santa Fe en el Congreso de la Nación, siete apoyan la despenalización de la interrupción del embarazo, otros seis se oponen, y el resto se muestra indeciso y desconfiado sobre la autenticidad del debate.
El presidente declamó sobre el asunto pero no envió ningún proyecto. El Parlamento prepara definiciones.El presidente declamó sobre el asunto pero no envió ningún proyecto. El Parlamento prepara definiciones.El presidente declamó sobre el asunto pero no envió ningún proyecto. El Parlamento prepara definiciones.El presidente declamó sobre el asunto pero no envió ningún proyecto. El Parlamento prepara definiciones.El presidente declamó sobre el asunto pero no envió ningún proyecto. El Parlamento prepara definiciones.
El presidente declamó sobre el asunto pero no envió ningún proyecto. El Parlamento prepara definiciones. 
Imagen: Télam

Más de la mitad de los legisladores nacionales de Santa Fe tiene definida su postura ante un eventual tratamiento de un proyecto de despenalización del aborto. El conteo es parejo en los 19 diputados y tres senadores. Siete están a favor de despenalizar y otros seis están en contra, mientras que seis dudan o no quieren opinar por ahora y aguardan el posible comienzo del debate. Dos de esos creen que la instalación del proyecto es una "cortina de humo" del gobierno nacional para ocultar otras cuestiones urgentes. Dentro del peronismo, la mayoría se muestra a favor, en Cambiemos la negativa es mayoría, en el Frente Renovador prevalece la duda y el único diputado del Frente Progresista no alzará la mano. Fiel a su estilo, solo Reutemann no respondió a la consulta de Rosario/12.

En la Cámara de Diputados, cinco de los siete peronistas de Santa Fe acompañarían con su voto la despenalización. Son Lucila De Ponti, Agustín Rossi, Alejandra Rodenas, Josefina González y Marcos Cleri. Silvina Frana está en contra y Alejandro Ramos esperará a que se trate la iniciativa. Dentro de Cambiemos, por ahora el único a favor es el radical Albor Cantard. Por la negativa, están Lucas Incicco, Lucila Lehmann, José Núñez y Gisela Scaglia. Aguardarán el debate los radicales Gonzalo Del Cerro y Hugo Marcucci y la PRO Astrid Hummel. Luciano Laspina, por su parte, se encuentra "en absoluto off hasta nuevo aviso". En el massismo, Alejandro Grandinetti es uno de los que cree que es una maniobra distractiva  de la Casa Rosada y Vanesa Massetani, que estaba en contra de despenalizar, ahora duda. El progresista Luis Contigiani no apoyará el proyecto. En el Senado, el rafaelino Omar Perotti habló de "cortina de humo" y María de los Angeles Sacnun votará a favor, llegado el caso.

De Ponti, también militante feminista, fue de las primeras en manifestarse abiertamente a favor de la despenalización. La mujer del Movimiento Evita considera que es "necesario" que este debate llegue al Congreso, porque "es una deuda que tiene la política con la sociedad". Entiende que si llegara a darse el tratamiento "significa otra conquista del movimiento de mujeres y su lucha para visibilizar un tema al que la política siempre le dio la espalda". González quiere "ver todos los proyectos", pero piensa que se trata de "una cuestión de cuidar la vida de las mujeres" por sobre todas las cosas. Cleri coincide con ella y cree que "es un tema de salud pública", aunque advierte que el Estado "tiene que reforzar la educación sexual".

Rossi priorizó el tema por sobre las especulaciones del macrismo. "Hay que olvidarse de la doble intención del gobierno con el tema del aborto y debatirlo en el Congreso", pidió y dio "amplia libertad" a los legisladores del bloque que lidera.

La ex jueza Rodenas dice que "estar a favor de la despenalización del aborto no significa pensar en una ley que lo promueva". Pidió un debate "serio" y "basado en la ciencia", que "no caiga en simplificaciones".

Frana es la única peronista santafesina en contra. Habló con Rosario/12 y dijo: "Reconozco que para ciertos casos, un embarazo pueda resultar una tragedia, pero nadie me dice claramente que a partir de la concepción no haya un ser humano. Entonces el Estado debe defender la vida de los dos". "De las 245 muertes maternas del año 2016, 45 tienen que ver con el aborto clandestino, pero 135 tienen que ver con causas de enfermedades, de mujeres que no se controlan, que les falta información, que viven en la pobreza. No simplifiquemos la discusión a un 'aborto sí o aborto no'".

Dentro del macrismo, Cantard es el único que adelantó su voto a favor. Reclamó un debate "profundo" porque "no es una cuestión de blanco o negro" y consideró que "el tema central, más allá de que involucra varios aspectos morales, éticos, religiosos, está vinculado a políticas de salud pública". Dio cuenta además de "experiencias en otros países donde se ha aplicado en los cuales no solo se ha reducido, sino prácticamente han desaparecido las causas de fallecimiento de mujeres embarazadas por prácticas ilegales, donde justamente en la Argentina es la causa mayor". Ponen el eje en el mismo plano de la salud pública, aunque sin definir su postura, sus correligionarios Del Cerro y Marcucci. 

Dentro del arco de los votos negativos macristas, Incicco, Scaglia, Núñez y Lehmann están "cien por ciento en favor de la vida" y recuerdan que en la legislación argentina el aborto "está despenalizado en dos situaciones, en casos de violación y abortos terapéuticos, pero es un tema que tiene muchos matices, habrá que estudiarlos". La rafaelina de Coalición Cívica afirma que "ninguna persona debería poder decidir si un niño tiene que vivir o no, ni tampoco a ser llamado `no deseado`. La disyuntiva no es `aborto sí o aborto no`, sino tratar de evitar tener que llegar a que se presente esa situación".

Hummel es la única cambiemista que reconoció que no tiene una posición tomada.

Grandinetti está molesto con la movida del gobierno y piensa: "Si el Ejecutivo está convencido, hubiera enviado el proyecto en Extraordinarias, y no lo hizo. Cuando lo haga, opinaré. Hoy es una jugada oportunista para correr el foco. Justo ocurre en el medio de paritarias, de tantos conflictos". Massetani se sinceró y dijo que en su "corazón" tenía resuelta una postura "hasta hace unos meses", pero cree que para dar el debate legislativo tiene que escuchar "a las dos campanas". "Esto no se trata de lo que yo haría o no haría. Uno es uno y sus circunstancias, trato de generar empatía y entender la problemática desde el otro punto de vista. Tenía una posición tomada en contra, pero no puedo decir hoy que voy a votar en contra. Hoy estoy escuchando a las mujeres e interiorizándome más sobre la problemática", explicó.

"Tengo una posición `salvemos las dos vidas`", reflexionó Contigiani, el único legislador nacional del Frente Progresista. El diputado exigió aprovechar el debate "más allá de la mezquindad y la utilización que está haciendo el gobierno nacional de este tema para tapar otros problemas". "Yo quiero salvar esa posibilidad de vida que está en el vientre materno, la concepción, ese proyecto de vida, ese ser potencia, y también a esa chica jugada que teniendo sobre sí un fuerte condicionamiento objetivo y social se enfrenta a situaciones límite. Mi lucha por la vida comienza en el seno materno, no se detiene ahí, por eso difiero de posiciones ultra conservadoras que hacen del niño por nacer casi un dogma y después se olvidan del niño nacido y apoyan políticas neoliberales que son proyectos de muerte. Estoy en contra del aborto, es un horror que golpea, que desgarra", explicó Contigiani.

-‑ ¿Dialogó con otros referentes del Frente, hay libertad de acción para que usted, siendo el único legislador del partido, manifieste su opinión sin ningún tipo de sugerencia o condicionamiento?, le preguntó Rosario/12.

-‑ En este tema voy a ser muy claro y contundente. Yo no pretendo, porque sería una actitud no objetiva, representar la postura del Frente Progresista, yo no puedo representar con mi postura, que soy el único, la postura de todos ellos, podría ser a priori hasta minoritaria. Es una postura personal, estos temas constituyen elementos esenciales de la constitución de mi identidad personal.

Finalmente, en la Cámara Alta, Sacnun es la que única que se pronunció específicamente sobre el tema. La legisladora de Unidad Ciudadana  se muestra a favor de que el Estado argentino reconozca el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, aunque fue muy dura con el gobierno. "Utilizan este tema en el que mueren miles de mujeres pobres por no acceder a un aborto legal, seguro y gratuito, para tapar el desastre socioeconómico. Esto es una cuestión de salud pública, no de religión o vida privada de cada uno. El Estado no puede desentenderse del flagelo".

En tanto, Perotti, en diálogo con la Cadena Oh, dijo que el tema es una "cortina de humo" y opinará "cuando llegue al proyecto". Pero para él, el tema central "es cuántas cortinas de humo se resisten y parecería que nos cuesta enormemente a los argentinos ir a los temas de fondo, hablarlos con seriedad y atacarlos".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ