CULTURA DIGITAL › ICANN APRUEBA LOS DOMINIOS CORPORATIVOS

Las marcas ponen los puntos

El gobierno de Internet anunció en Singapur la expansión de nombres de dominio. Se podrá registrar casi cualquier extensión como “.apple” o “.music”. Para tenerlos, habrá que pagar 185 mil dólares.

 Por Mariano Blejman

Tener dominios de Internet como apple.com, google.com o taringa.net ya no será tan cool como antes. Tampoco será cool tener dominios de países como educ.ar, bit.ly, t.co o data.co.uk. Lo verdaderamente cool será tener dominios propios, es decir, realmente propios, algo como ipad.apple, mark.facebook, coolpix.nikon o mariano.blejman. Ok, la diferencia entre los tres ejemplos anteriores y el último con el que sueña este cronista, es que Apple, Facebook y Nikon tienen en sus arcas disponibles los 185 mil dólares que se necesitarán para “aplicar” a un nuevo dominio, y ese millón de dólares anuales que significará para la empresa mantener el nombre propio funcionando. Distinto es el caso de este cronista.

“Este lanzamiento abrirá una revolución”, dijo ayer desde Singapur Andrés Piazza, responsable de Relaciones Externas de Lacnic, el organismo que controla la red en América latina. La aprobación casi unánime ocurrió ayer en Singapur, en el 41º encuentro de Icann, la organización que gobierna Internet. Más allá de cómo se reglamente, desde enero de 2012 el organismo que administra los dominios recibirá pedidos para quienes quieran obtener nuevos nombres genéricos, marcas, zonas geográficas, idiomas y organizaciones no gubernamentales. Es decir, se viene un maratón de nuevos “registrantes” de dominios donde algunos están mejor preparados que otros. Luego de cuatro años de intensos lobbies de empresas globales pero también de algunos gobiernos y movimientos sin fines de lucro, la Icann aceptó los pedidos. También se contemplaron propuestas de organismos no gubernamentales (el .green para ecologistas), representantes de localidades o regiones (ya se habla del “.lat” para América latina), de movimientos políticos (¿existirá el .zap para los zapatistas?) o lo que el lector esté dispuesto a imaginar. Pero más vale que lo imagine rápido.

Más allá de las marcas con nombre propio, hay otro nivel de nuevos dominios que estarán en el centro de las disputas: Icann también permitirá la gestión de genéricos como .music, .travel, .shop, .sports o .gay, que probablemente tengan más potencial comercial que las marcas en sí mismas. La cuestión es que los postulantes para administrar estos dominios son grandes empresas que ya trabajan en diversos rubros de Internet, y tienen listas sus postulaciones: en estos años han hecho stands, charlas, fiestas y conferencias explicando su postura. En términos político-económicos, la posibilidad de que nuevas empresas administren dominios puede ser considerada como una apertura en las reglas del juego. “La decisión nos llevará a una nueva era de Internet”, declaraba ayer Peter Dengate Thrush, jefe del directorio de Icann. “Hemos provisto la plataforma para una nueva generación de creatividad e inspiración”, aseguró en el anuncio. Una pregunta capciosa: ¿entre un poderoso productor de manzanas de California y una empresa como Apple, ambos detrás del dominio “.apple”, a quién le dará el dominio la Icann?

Adquirir un nuevo dominio no será sencillo no sólo por la cuestión del monto, sino también por la responsabilidad implícita que tendrá la administración de dominios y porque deberá ser aprobada por Icann luego de ser estudiada. En la actualidad hay 22 dominios genéricos (.com, .net, .org, etc) y unos 180 específicos de países. Hasta ahora, Icann había sido bastante reacia a abrirse a nuevos nombres de “alto nivel”. El último cambio importante fue hace unos años, cuando hizo lugar a los dominios “.xxx” para pornografía. En el primer año de la nueva disposición, se espera registrar mil nuevos dominios, lo cual significaría ingresos para Icann de 185 millones de dólares. Teniendo en cuenta que hasta ahora Icann tenía un presupuesto de 70 millones de dólares anuales, estarían triplicando sus ingresos. El lunes a la madrugada, los “militantes” del “.shop” hicieron una superfiesta en Singapur para celebrar el anuncio en la cima del extrañísimo edifico de la Marina Bay Sands (ver foto). Lo que se llama navegar sobre pilares sólidos.

“Si bien es cierto que podría favorecer a grandes empresas, también se podrá hacer un reconocimientos a otras organizaciones, culturas, ciudades y a otros jugadores que entrarán en el negocio”, dice Piazza. Se sabe que los lobbies de las grandes marcas fueron perpetrados a través de las empresas que gestionan dominios, sin necesidad de poner el cuerpo personalmente. De hecho, representantes de Xerox, Canon, Nikon, recorrieron las reuniones de Icann en estos años con nombres cambiados y un perfil bajísimo. Se estima que los grandes beneficiarios de esta movida serán quienes ya administran dominios (empresas como VeriSign, por ejemplo) y algunos otros que se vienen preparando sin levantar polvareda.

Un caso testigo mencionado como ejemplo de lo que viene fuera de lo comercial es el “.cat” que ya existe y refiere a todo aquel contenido creado en catalán. Sus administradores convencieron a Icann de que era necesario liberar nombres de dominios en su nivel más alto para otros “países” sin Estado, ciudades del mundo entero, dialectos dentro de países u otras comunidades autónomas que serán consideradas por Icann, y –si se acepta un pedido especial– deberían tener prioridad y un precio notablemente más barato que los nuevos dominios comerciales. Ok, hasta donde este cronista sabe, no hay ninguna comunidad, dialecto o cultura que justifique un notable descuento en el “.blejman”.

[email protected]
Twitter: @cult_digital / @blejman

Compartir: 

Twitter
 

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared