DEPORTES › SEBASTIáN TORRICO, EL HéROE DE LA CONQUISTA

“Fue la gran atajada de mi carrera”

“De estar hace un año en Godoy Cruz a pasar a un equipo grande, salir campeón y mañana (por hoy) ver al Papa es algo increíble”, sostuvo el héroe de la consagración sanlorencista, Sebastián Torrico. “Por cómo me abrazaban mis compañeros parecía que había atajado un penal”, explicó el arquero, en relación con la jugada más destacada del partido, en la que le desvió un tremendo remate con destino de gol a Alejandro Allione, el delantero de Vélez, cuando faltaba un minuto para terminar el partido.

Torrico, quien llegó a San Lorenzo para ocupar la plaza que dejó Pablo Migliore cuando fue encarcelado por una causa de encubrimiento, contó que en la madrugada, durante la cena de celebración, los dirigentes le ofrecieron integrar la comitiva que partía rumbo al Vaticano. “No lo dudé un momento por más que empezaba mis vacaciones”, afirmó.

“Tuve suerte en la última pelota y sin dudas fue la tapada de mi carrera. Un arquero está para eso. No había tenido mucho trabajo durante el partido y sí lo tuve sobre el final. El trabajo dio sus frutos”, expresó el arquero de 33 años, que admitió que siempre soñó con la chance de atajar “en un club grande” como San Lorenzo, para realizar un partido como el que hizo ante Vélez y quedar “en la historia” de la institución de Boedo.

“Hicimos un gran esfuerzo para ganar el campeonato y entrar en la Copa Libertadores, que era lo que más nos importaba”, reconoció el goleador Ignacio Piatti. “Hicimos mucho en este semestre. Nos merecemos estar disfrutando de este título.”

Leandro Romagnoli valoró la conquista: “Después de los títulos que logramos en 2001 y 2002, volver a salir campeón con San Lorenzo, que es el club que me vio nacer, en el final de mi carrera, es lo mejor que me podía pasar. Terminé el partido llorando en el banco de suplentes y disfruté este torneo el doble que los anteriores”, afirmó.

“No lo creí hasta que terminó el partido. Fue un poco lo que nos pasó a todos porque había muchas posibilidades, según los resultados de los dos partidos, y al no ganar estaba abierta la posibilidad de un desempate”, señaló Julio Buffarini. “Fue una semana larga, porque habíamos dejado pasar una buena oportunidad con Estudiantes y el mal gusto que nos había dejado la eliminación de la Copa Argentina. Pizzi nos enseñó a pelear campeonatos jugando por abajo y así logramos también entrar en la próxima Libertadores, que era el otro de los objetivos”, coincidió.

Compartir: 

Twitter
 

Después del festejo, vacaciones para todos, menos para Torrico y Cetto.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.