DIALOGOS › ¿POR QUé MáXIMO VICTORIA?

Una voz de alerta

 Por Pedro Lipcovich

Máximo Victoria trae una voz de alerta: según él, el desarrollo nuclear pacífico de la Argentina está herido, a riesgo de colapsar, pero hay decisiones posibles para salvarlo. Además, este investigador viene trabajando desde hace 30 años en una de las apuestas energéticas más fuertes de la humanidad: el reactor nuclear de fusión, que, precisamente en estos días, emprendió el camino de su concreción definitiva. Entretanto, Victoria sostiene que, en la época del calentamiento global, las centrales nucleares actuales son la mejor alternativa para producir energía.

Máximo Victoria trabajó en la Comisión Nacional de Energía Atómica hasta 1976, con un intervalo durante el cual, desde 1973, se desempeñó en la dirección del INTI. Luego del golpe de marzo de 1976, fue detenido, pero la presión de la comunidad científica internacional forzó su liberación a fines de ese año. Desde entonces, reside en Europa, donde trabajó en Bélgica y en Suiza. Durante 30 años investigó sobre materiales especiales para los futuros reactores de fusión. Actualmente es profesor visitante en la Universidad de California y en la Universidad Politécnica de Madrid. Su diálogo con Página/12 tuvo lugar durante una breve visita a Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Una voz de alerta
    Por Pedro Lipcovich
 
DIALOGOS
 indice
  • MáXIMO VICTORIA, UNO DE LOS PRINCIPALES INVESTIGADORES EN ENERGíA NUCLEAR
    “El sistema nuclear argentino se hunde lentamente”
    Por Pedro Lipcovich

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.