DIALOGOS › ¿POR QUé JAVIER AUYERO Y MARíA FERNANDA BERTI?

Una investigación a dos puntas

 Por Ailín Bullentini

Javier Auyero vive en Austin, Texas, en donde es profesor universitario, pero publicó varios libros de análisis sobre la realidad argentina. El mensaje de su antigua compañera de militancia, María Fernanda Berti, contándole sobre la toma del “Campito Tongui”, le hizo mella. “Cuando ella me llamó, acababa de terminar un libro sobre Villa Inflamable y me había quedado la duda de cómo sería realizar el mismo trabajo de sufrimiento ambiental en un lugar en el que la fuente de contaminación no fuera tan visible. Entonces me contó lo de Tongui, la precariedad en cuanto al ambiente y me di cuenta de que era una oportunidad”, explicó. Cuaderno en mano, la docente comenzó a tomar nota de todo lo que veía, para luego compartirlo con Auyero, que desde Estados Unidos tejía cabos a nivel académico.

Como los autores explicaron, la idea de violencia no estaba en los planes primigenios del libro. Pero “era demasiado”, remarcó la docente, que también destaca la particularidad del “ser docente” en un barrio como el de Arquitecto Tucci: allí, las maestras visitan asiduamente a uno de sus ex alumnos que está preso, cuidan de otro que saben que va a ser detenido y se preocupan porque la Policía “no le haga nada”, temen por aquellos chicos a los que ven perfilados a repetir destinos, sacan plata de su bolsillo para que una mamá viaje en colectivo hasta Temperley porque es allí, a más de 40 minutos de distancia de su hogar, en donde “le toca” denunciar los golpes que recibe de su pareja.

“En las notas de Fernanda empezaron a aparecer con frecuencia relatos que no tenían demasiado que ver con la contaminación: ‘el papá está en la cárcel’, ‘la mamá le pega’, ‘se agarraron a tiros al lado de él’. Al principio mi punto foco era otro, entonces me quería correr de eso, hasta que ya no pude obviarlo”, recordó el sociólogo, aunque con una condición: estudiar la violencia que media entre las personas, no la estructural, la que genera el orden social, la que ejecuta el Estado. “Ya lo sabemos, esas son el paraguas”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Una investigación a dos puntas
    Por Ailín Bullentini
 
DIALOGOS
 indice
  • DIáLOGO CON MARíA FERNANDA BERTI Y JAVIER AUYERO SOBRE LA VIOLENCIA EN LOS BARRIOS POPULARES
    “No están seguros ni en su propia casa”
    Por Ailín Bullentini

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.