ECONOMíA › LA INVERSIóN SE CONTRAJO EN SEPTIEMBRE 10,4 POR CIENTO INTERANUAL

Pese a los amagues, sigue sin repuntar

La obra pública, tanto nacional como provincial, es uno de los principales rubros del ajuste en el gasto público y su relanzamiento quedó postergado al próximo año, cuando se pongan en marcha el Plan Belgrano y otras iniciativas previstas en el Presupuesto 2017.

Los brotes verdes se secaron rápido: la inversión se contrajo en septiembre 10,4 por ciento interanual. El indicador elaborado por el Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala había cortado en agosto ocho meses de caídas consecutivas de la mano de una incipiente reactivación de la obra pública, factores estadísticos y la importación de equipos de transporte. Pero esas mejoras se desintegraron con velocidad y el repunte en el Indicador Mensual de la Inversión (IMI) quedó trunco en septiembre. Ante la ausencia de mejoras en la inversión privada –nacional o extranjera– y la postergación del programa estatal de infraestructura, la apuesta del Gobierno para dinamizar el nivel de actividad reside en el endeudamiento externo y la apertura comercial.

La obra pública, tanto nacional como provincial, es uno de los principales rubros del ajuste en el gasto público y su relanzamiento quedó postergado al próximo año cuando se pongan en marcha el Plan Belgrano y otras iniciativas previstas en el Presupuesto 2017 que recibió media sanción en la madrugada del jueves. Los datos elaborados por el ITE que depende de ATE Capital y la Unión de los Trabajadores de la Educación revelan que “la Construcción volvió nuevamente a los niveles de caídas anteriores con una contracción de 13,1 por ciento interanual”.

Durante la primera mitad del año, la construcción pública y privada, uno de los componentes más relevantes de la inversión en Argentina, sufrió el peor retroceso desde la crisis internacional de 2009. La comparación con los registros de la segunda parte de 2015 cuando comenzó a resentirse la inversión en la construcción y una incipiente reactivación en los desembolsos estatales para obras permitieron amortiguar la contracción en agosto aunque esa dinámica favorable se marchitó el mes pasado.

Por su parte, la formación bruta de capital en Equipo Durable de Producción tuvo un descenso de 7,2 por ciento anual revirtiendo el fuerte incremento del mes pasado. El informe del IET muestra que la inversión en equipos nacionales tuvo una de las bajas mas fuertes del año con 12,9 por ciento anual, volviendo a lo observado los meses anteriores. Por su parte, los desembolsos en equipos importados mostraron un descenso de 4 por ciento anual.

“Desde principios de año, este segmento de la inversión viene teniendo una dinámica errática, pero el acumulado sigue mostrando un aporte levemente positivo. Este segmento sigue siendo impulsado por la fuerte dinámica en la importación de Equipos de Transporte contrarrestando la caída en Bienes de Capital”, sostiene el informe de la Fundación Germán Abdala. Uno de los componentes que explica ese desempeño es el fuerte crecimiento en la importación de cosechadoras y tractores desde Brasil o sembradoras provenientes de Estados Unidos.

El Gobierno aseguró que los “cambios estructurales” y la “apertura al mundo” serían señales suficientes para promover la postergada lluvia de inversiones. A la hora de explicar el goteo inversor se imponen en cambio la ausencia de perspectivas de incremento de la demanda interna como consecuencia de la caída en el poder adquisitivo y el comportamiento anémico del comercio internacional junto con la profunda recesión de Brasil.

Compartir: 

Twitter
 

La inversión en equipos nacionales tuvo una de las bajas más fuertes del año, con 12,9 por ciento anual.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.