ECONOMIA › LA FIRMA SATELITAL ES LA UNICA CANDIDATA PARA QUEDARSE CON UN CONTRATO ESTATAL DE 12,2 MILLONES DE PESOS

Una licitación a la medida de DirecTV

El Gobierno abrió una convocatoria a proveedores para brindar acceso wifi en 200 localidades vía satélite en banda Ka. La única empresa que ofrece servicios en esa banda es la estadounidense DirecTV con una autorización “precaria y experimental” otorgada en septiembre.

 Por Fernando Krakowiak

El Ministerio de Modernización publicó el viernes en el Boletín Oficial un llamado a licitación pública para la provisión, instalación y puesta en funcionamiento de puntos de acceso wifi en 200 localidades del país con transporte de datos satelital en banda Ka. Lo llamativo de la convocatoria es que la única empresa que puede brindar servicios satelitales en el país en esa banda es la empresa de servicio satelital DirecTV, gracias a una autorización “precaria y experimental” que le otorgó el Ministerio de Comunicaciones a través de la resolución 380, publicada en el Boletín Oficial el 16 de septiembre. De este modo, lo que aparece como una licitación al mejor postor es un pliego de bases y condiciones armado a medida para que la firma estadounidense obtenga un contrato de 12,2 millones de pesos. La apertura de ofertas se realizará el 17 de noviembre a las 11 horas.

La licitación está direccionada de tal manera que todas las especificaciones técnicas coinciden con las que DirecTV le ofrece actualmente a sus clientes, las cuales incluso había detallado el 5 de julio cuando le solicitó por escrito al Ministro de Comunicación, Oscar Aguad, autorización para llevar adelante la prueba experimental en banda Ka. El pliego especifica en las páginas 5 y 6 que la velocidad de cada estación remota deberá ser de 15 megabit por segundo (Mbps) de bajada y 3 Mbps de subida y que el proveedor debe soportar tres tipos de límites mensuales: 10 GB, 20 GB y 50 GB. Cualquiera puede ingresar hoy al portal de DirecTV y ver que la promoción válida hasta el 30 de noviembre para el servicio de internet satelital contempla 15 MB de velocidad y límites mensuales de 10, 20 y 50 GB. Incluso el pliego especifica que cada estación remota debe constar de una antena parabólica de 0,74 metros como máximo. La exigencia es llamativa porque el tamaño de las antenas depende de cuan alejado se está de la pisada del satélite en el territorio, pero no tiene relación con la calidad del servicio. Por lo tanto, fuentes del sector especulaban en los últimos días con la posibilidad de que ese tamaño de antena coincida exactamente con las que viene utilizando DirecTV para ofrecer servicios en banda Ka.

La banda Ka es una porción del espectro radioeléctrico que hace un uso más eficiente de las frecuencias que transporta. Por lo tanto, es ideal para brindar servicios de internet y banda ancha y, a su vez, permite utilizar antenas de recepción de menor tamaño. Ninguno de los dos satélites puestos en órbita por Arsat ofrece servicios en banda Ka. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner había previsto que esa banda fuera usada por el Arsat 3, pero su construcción se detuvo con la llegada del gobierno de Mauricio Macri.

Al no haber oferta de servicios en banda Ka por parte de Arsat, el Ministerio de Comunicaciones decidió darle luz verde al pedido de DirecTV para brindar servicios en esa banda, pero la autorización otorgada entra en contradicción con el decreto 267 de necesidad y urgencia que el propio Macri firmó a fines del año pasado para reformar artículos claves de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual 26.522. Originalmente, el inciso A del artículo 45 de la ley había establecido que los operadores de servicios satelitales no podían ser titulares de ningún otro tipo de servicio de comunicación audiovisual, pero el decreto 267, tan desregulador en algunos aspectos, en este punto fue todavía más restrictivo y agregó que tampoco podían ser titular de “servicios TIC regulados por la ley Nº 27.078”, conocida como Argentina Digital. De este modo, fue más explicito al momento de dejar en claro que DirecTV ni siquiera podía brindar banda ancha.

A partir de entonces, la firma estadounidense expresó su malestar de manera informal a través de sus lobbistas habituales en distintas oportunidades, incluyendo la visita del presidente estadounidense Barack Obama al país, y logró que el gobierno le otorgase una autorización “precaria y experimental (…) para desarrollar una prueba piloto, utilizando 216 MHz de la capacidad del satélite geoestacionario denominado Spaceway 2, con operación en banda de frecuencias Ka”. La autorización es por dos años y en el pedido que presentó la compañía se aclara que es para brindarles servicio “a aproximadamente 5000 suscriptores”. El avance de DirecTV generó polémica en el sector porque utiliza un satélite que no tiene aprobados los derechos de aterrizaje en el país y porque el Gobierno en ningún momento explicitó claramente qué es lo que quiere probar a través de esa autorización precaria y a través de qué metodología. Además, la firma ya les brinda servicio a más de 5000 suscriptores.

Ahora la polémica podría recrudecer todavía más si DirecTV se vale de esa autorización para obtener un contrato millonario con el Estado, pues el servicio que brinda en banda Ka es experimental y lo viene haciendo de manera monopólica. Otra opción podría haber sido realizar la licitación sin especificar la banda de frecuencias, lo que le hubiese permitido al Estado también sumar a la contienda a las firmas que ofrecen internet en banda Ku.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Las especificaciones técnicas del pliego coinciden con el producto que ofrece de DirecTV.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared