ECONOMíA › ALMUERZO DE MARTíN LOUSTEAU CON LA CúPULA DE LA UIA. PROMESAS Y MEDIDAS

El campo que lo mira por TV

Cuando el conflicto con el campo continúa en un estado de intenso enfrentamiento, el ministro de Economía se reunió con la Unión Industrial. Le aseguró que habrá subsidios a la tasa para inversiones de largo plazo. Pedido de un banco de desarrollo.

El Gobierno anunciará un paquete de medidas para la industria, que tendrá como uno de sus puntos fuertes el subsidio a las tasas de interés para costear inversiones de largo plazo. Esa fue la idea-promesa esbozada ayer por el ministro de Economía, Martín Lousteau, junto a parte de su equipo trasmitida a la cúpula de la Unión Industrial Argentina durante un almuerzo. Los empresarios miran con entusiasmo la alternativa pero quieren más. Insisten con que debe ponerse en marcha una entidad al estilo banco de de-sarrollo de Brasil e instrumentar una política más enérgica para contener las importaciones que, desde la entidad fabril, definen como desleales.

Este fue el segundo contacto directo del gremio patronal presidido por Juan Carlos Lascurain con el Gobierno en pocos días. La semana pasada, la interlocutora oficial fue Cristina Fernández de Kirchner. Ayer, Lousteau, quien llegó hasta la sede de la UIA junto al secretario de Industria, Fernando Fraguío; el secretario de Finanzas, Hugo Secondini; los subsecretarios de Industria, Alejandro Tinivelli de Pyme y Desarrollo Regional, Eric Calcagno, y de Política y Gestión Comercial, Osvaldo Nushold.

La presencia de los subsecretarios, recibidos entre otros anfitriones por Cristiano Ratazzi, Ignacio de Mendiguren y José Luis Basso, es indicador de que el Gobierno ya puso manos a la obra para satisfacer al menos una de las expectativas fabriles, como la que los técnicos del Palacio de Hacienda trabajen junto a los propios. Ese contacto permanente debería servir para formular diagnósticos tanto como para diseñar políticas.

Una preocupación de la UIA de más envergadura es la de conseguir financiamiento más accesible. Después de tranquilizar a los empresarios acerca de la solidez argentina para enfrentar las turbulencias financieras internacionales, el ministro se refirió al proyecto en ciernes para instrumentar un subsidio a las tasas vigentes en el mercado. Si éstas sobrepasan cierto techo a definir, el Estado se haría de cargo de ese costo adicional con recursos presupuestarios. Esto sería parte de menú de medidas para la industria que se están puliendo y, al mismo tiempo, germen de una banca de desarrollo que en el futuro se ocuparía específicamente de financiar proyectos de largo plazo. Los hombres de la UIA codician un esquema al estilo del brasileño Bndes, pero saben que no es fácil replicar aquí una entidad financiera que reparta créditos blandos casi sin restricciones.

El fondeo es una dificultad central para estos emprendimientos. Lousteau fue categórico cuando sostuvo que las AFJP eran una buena fuente potencial. Sin embargo, aclaró que no podían comprometer el futuro de los jubilados prestando a tasas más bajas que las de mercado, con lo que esa usina de dinero quedó descartada.

El otro desvelo fabril son las importaciones contra las cuales la industria nacional no está en condiciones de competir. En algún momento el foco estuvo puesto en Brasil. Ahora está orientado a China, de donde proviene el grueso de las “importaciones desleales”, es decir aquellas que se realizan a precio de dumping, por debajo del valor a que los bienes comprados se comercializan en el mercado de origen.

Para frenarlas, los dirigentes de la UIA quieren que el Gobierno “agilice” los mecanismos antidumping, como los que ya se aplicaron para proteger a los sectores identificados como sensibles vía imposición de cupos y valores de referencia: jugueteros, productores de calzados o textiles, entre ellos.

Compartir: 

Twitter
 

Martín Lousteau estuvo acompañado por gran parte de su equipo en el almuerzo con la UIA.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.