ECONOMíA › MEDIDAS PREVENTIVAS PARA EL POST-SALVATAJE

Europa busca crear su propia red

El debate sobre la necesidad de medidas de respaldo al sector financiero europeo promete ser tan reñido como la discusión parlamentaria en Estados Unidos. Mientras se espera que el Congreso norteamericano avance sobre el megasalvataje de 700.000 millones de dólares, las autoridades de los principales países de Europa estudiaban un plan con el mismo criterio de ayuda para sus alicaídos bancos. Según fuentes cercanas al diseño del proyecto, se prevé crear un fondo de 420.000 millones de dólares para las entidades. La idea se presentaría pasado mañana en la cumbre del Grupo de los Siete (G-7), en el que se tratará el impacto de la crisis. Por su parte, la Comisión Europea propuso ayer endurecer las exigencias de garantías a las entidades financieras para reforzar la estabilidad del sistema. El organismo permitió el rescate de una nueva víctima de la crisis: el inglés Bradford & Bingley y la venta de sus activos al español Santander.

Todavía no finaliza el debate sobre la mayor intervención en la historia de los Estados Unidos y las autoridades europeas buscan hacer lo suyo. La seguidilla de quiebras bancarias, la aparición de datos económicos negativos y la desconfianza en el sistema se replica al unísono a ambos lados del océano. En ese contexto, el gobierno de Nicolas Sarkozy presentará su intención de tratar un rescate por 300.000 millones de euros (unos 420.000 millones de dólares) destinado a impedir la quiebra de bancos.

El jefe de los ministros de Finanzas del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, insistió en que Europa no necesita un plan de salvataje, porque la situación de su sistema bancario no es tan “dramática”. El vocero del gobierno alemán, Thomas Steg, ayer dijo no conocer “una propuesta seria para el modelo europeo”, y agregó que es mejor decidir en cada caso sobre la base de los respectivos intereses nacionales. La jefa de gobierno alemán, Angela Merkel, adelantó que ese país “no puede y no emitirá un cheque en blanco a todos los bancos independientemente del hecho de que se hayan comportado de manera responsable o no”.

Por lo pronto, el grupo del Partido Popular europeo y de los liberales y demócratas respaldaron la intención de la Comisión Europea de endurecer las exigencias de capital para los bancos. La propuesta del organismo pretende que las entidades respalden puntualmente el riesgo asociado a los nuevos instrumentos de inversión. La revisión en la norma de garantías de depósitos establece que un mínimo del 5 por ciento del total de esos productos se coloque entre los inversores. Además, prevé reducir los riesgos asociados a la interconexión entre entidades, limitando la exposición a terceros a 25 por ciento de los fondos propios.

La Comisión autorizó ayer un paquete de medidas aprobado por el gobierno británico para rescatar el banco Bradford & Bingley. Con el fin de evitar el derrumbe de la entidad y proteger los ahorros de sus clientes, se optó por la nacionalización, vendiendo el negocio de depósitos y sucursales del banco en problemas a la entidad española Santander. La Comisión consideró que la nacionalización del banco supone “una ayuda del Estado”. La autorización era necesaria debido a que este tipo de rescates, con intervención pública, está prohibido por la legislación europea, salvo excepciones.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice
  • EL SENADO APROBó EL PAQUETE DE RESCATE DE BUSH, AMPLIADO A 850 MIL MILLONES DE DóLARES Y CON PROMESA DE NO SUBIR IMPUESTOS
    Media sanción al balón de oxígeno para la banca de EE.UU.
    Por Cristian Carrillo
  • EL CENTRAL LO DEJó EN 3,15. SUBIó LA BOLSA
    Al dólar, rienda corta
  • EDUARDO BUZZI, DE FEDERACIóN AGRARIA, ADVIRTIó QUE PODRíAN VOLVER LOS PIQUETES SI SURGEN PROVOCACIONES DEL GOBIERNO
    Los ruralistas amenazan con cortes de ruta
  • ENTRARON EN VIGENCIA LAS NUEVAS TARIFAS
    Gas, con subas y bajas

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.