ECONOMíA

Tres miradas sobre la caducidad de concesiones petroleras

<
span class="fgmarron">Federico Bernal *

“Punto de inflexión”

“La decisión de Chubut y Santa Cruz y las manifestaciones públicas de la Presidenta reflejan un punto de inflexión en una de las asignaturas pendientes, como es empezar a meterse en el negocio de la exploración, producción y refinación de petróleo. El Gobierno decide avanzar sobre una empresa emblemática, cuando antes se hacía el distraído y eso estaba llevando a una situación sin retorno. Es un punto de partida. El papel de Repsol es una vergüenza, anunciando reiteradamente ajustes en su nivel de inversiones. El Estado nacional está en condiciones de hacerse cargo de YPF, pero esta idea tiene que ser muy bien estudiada y planificada. También el Estado puede comprar la empresa con una OPA (Oferta Pública de Adquisición), para luego llamar a los técnicos de YPF, Enarsa y las provincias para hacerse cargo de la compañía. La seguridad jurídica es un tema que, con el modelo productivo que se busca profundizar, no puede depender de intereses extranjeros.”

* Centro Latinoamericano de Investigaciones Científicas y Técnicas.

Ricardo Aronskind *

“Una empresa estatal”

Es una buena y una mala noticia. La buena es que se empieza a modificar un rumbo fracasado, como el de haber confiado en las petroleras privadas una cuestión estratégica del Estado. La mala es que estamos ante el fracaso rotundo de la idea de que el sector privado contribuye al desarrollo del país. También fracasó el intento de asociarla con empresarios argentinos, ya que el comportamiento de éstos fue lamentable, acoplándose a la lógica internacional de la empresa. Ahora el Estado se hace cargo de la situación, al menos en la parte jurídica. El desafío es construir una petrolera estatal con capacidad productiva y eso requiere de esfuerzo y capacidad. Esto se logra poniendo gente capacitada con conocimiento en el sector y la camiseta nacional. No va a ser difícil hacer las cosas mejor que Repsol: con no enviar 1200 millones de dólares al exterior será suficiente. La Argentina se había convertido en una vaca lechera para Repsol. El desafío es importante, pero también son grandes las posiblildades de hacer rentable a YPF.

* Economista del Plan Fénix.

Diego Mansilla *

“Son pasos leves”

/

“El hecho de que las provincias empiecen a controlar es un paso positivo, ya que no lo hicieron desde 2004. No obstante, son pasos leves porque Chubut y Santa Cruz no son el centro ni el corazón de los negocios de YPF, como sí lo son Mendoza o Neuquén. En estas últimas hay todavía muchas contradicciones. Por caso, Mendoza, que ahora dice que YPF no reinvierte, el año pasado le renovó la concesión por diez años. Esperemos que estas áreas que pasan a las provincias no vuelvan a un socio privado, ya que se habló de licitarlas. En este caso, habrá que hacerlo con participación de las provincias y empresas estatales. De todos modos, éste es un primer paso para que YPF empiece a tomar en serio sus obligaciones. El siguiente es que el gobierno nacional estatice YPF o cree una empresa estatal que controle y regule a las compañías energéticas. El Estado está en condiciones de hacerse cargo de la compañía, ya que cuenta con técnicos y tiene lazos políticos y relaciones con otras petroleras estatales, como Petrobras y Pdvsa, que podrían asesorarlo.”

* Economista UBA.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.