EL MUNDO › SU VOCERO DIJO QUE ESPAñA REDUCIRA SU DEFICIT TAL COMO LE PROMETIO A LA UNION EUROPEA

Rajoy promete cumplir las metas fiscales

Los 13 ministros del flamante gobierno del Partido Popular, seis de ellos caras nuevas, juraron sus cargos ante el rey antes del primer Consejo de Ministros en La Moncloa.

El nuevo gobierno del conservador Mariano Rajoy reivindicó ayer su vocación de diálogo ante el escepticismo de la oposición, con la que deberá acordar cada una de sus medidas, entre ellas las destinadas a cumplir con los compromisos asumidos con Bruselas.

“El gobierno confía en que va a cumplir el objetivo de déficit del 4,6 por ciento del PIB acordado este año con la Unión Europea (UE) y el 3,1 por ciento del próximo año”, aseguró Iñigo Méndez de Vigo, quien se estrenó en su cargo de vocero del Ejecutivo enviando un mensaje de confianza. Los 13 ministros del flamante gobierno del Partido Popular (PP), seis de ellos caras nuevas, juraron sus cargos ante el rey Felipe VI antes de participar de la primera reunión del Consejo de Ministros en el palacio de La Moncloa, que no fue resolutivo sino que sirvió a Rajoy para marcar los objetivos a seguir.

Al término de la reunión, Méndez de Vigo explicó en conferencia de prensa que Rajoy pidió a su equipo diálogo, hablar y consensuar mucho, consciente de que afronta la legislatura en minoría, en contraste de la mayoría absoluta de su primer mandato. Según el vocero, la prioridad del Ejecutivo es comenzar a negociar de inmediato con el resto de fuerzas políticas sobre el techo de gasto, para luego elaborar los presupuestos generales de 2017 que se deben enviar a Bruselas. “Lo haremos dentro del mes de noviembre para cumplir con nuestros compromisos”, subrayó el también ministro de Educación.

El cumplimiento del objetivo de déficit de este año requiere un ajuste adicional de 5.500 millones de euros, al igual que en 2018. “El crédito de España depende de cumplir con esos objetivos”, apuntó el vocero.

Precisamente el ministro de Economía, Luis De Guindos, sigue en su cargo al igual que el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la de Empleo, Fátima Bañez. En ese sentido, Méndez de Vigo respondió a la oposición que repecha a Rajoy no haber optado por hacer una profunda renovación de gabinete en su segundo mandato y sostuvo que el Ejecutivo es continuista en lo que debe continuar, como la recuperación económica, las reformas, la creación de empleo y la estabilidad presupuestaria.

Desde esa postura tendió la mano al Partido Socialista (PSOE), que pese a permitir la reelección de Rajoy con una histórica abstención en segunda votación asegura que no apoyará los presupuestos ni dará estabilidad al gobierno. El PSOE reiteró ayer que Rajoy no diseñó un gabinete para dialogar con el Parlamento, ya que los ministros que dirigen la política económica, social, fiscal y educativa, siguen al frente de sus carteras, dijo el vocero económico en el Congreso, Pedro Saura.

De acuerdo con el vocero, Rajoy cumplirá su compromiso asumido ante los socialistas en el debate de investidura respecto a la suspensión de los exámenes de reválidas, una polémica prueba de los estudiantes de secundaria que introdujo la última reforma educativa y también abordará un pacto de Educación, como acordó con Ciudadanos. También convocará el Pacto de Toledo sobre las pensiones e iniciará las negociaciones para reformar el sistema de financiación de las comunidades autónomas.

En cuanto al conflicto secesionista de Cataluña, sostuvo que Rajoy se reunirá próximamente con el presidente catalán, Carles Puigdemont, pero recomendó al dirigente independentista no acudir con demasiadas líneas rojas, en referencia a su reivindicación de un referéndum que el gobierno de Madrid rechaza por inconstitucional. Y en línea con la política del PP justificó el inédito arresto en democracia a una alcaldesa catalana que mantuvo colgada una bandera independentista en un balcón del edificio municipal: “La ley está para cumplirla”.

La alcaldesa de Berga (Barcelona), Montserrat Venturos, fue detenida unas horas y fue llevada a declarar tras negarse a hacerlo en reiteradas ocaciones en relación con la polémica de la bandera independentista, y al salir dijo que su detención había sido un ataque antidemocrático contra todo el pueblo catalán.

Al margen de la voluntad de diálogo que tenga o no el flamante gobierno, la oposición parece decidida a realizar una férrea labor de control, al punto que el PSOE y Ciudadanos, los partidos que facilitaron la reelección, solicitaron ya la comparecencia de varios ministros en el Congreso de los Diputados. “Queremos que expliquen sus planes, proyectos y también su disposición al diálogo y a negociar teniendo en cuenta su clara minoría”, señaló el grupo socialista. “El motivo de solicitar esta comparecencia es que el gobierno se dé cuenta de que las mayorías absolutas ya no existen y que la rendición de cuentas es importante y necesaria”, apuntó Miguel Gutiérrez, de Ciudadanos.

Desde el PP, el vicesecretario sectoral, Javier Marato, remarcó que el gobierno ha sido formado para cumplir los acuerdos de investidura y trabar complicidades para sacar adelante los presupuestos.

Compartir: 

Twitter
 

Rajoy y su gabinete posaban ayer delante de La Moncloa.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.