EL MUNDO

Alarma roja en el mundo

“Lo que han hecho estos lanzamientos es aislarlos todavía más (...) Estoy preocupado por el dolor del pueblo de Corea del Norte. Espero que el gobierno acceda a abandonar de manera verificable su programa de armas”, George W. Bush.

“Esperamos que las partes involucradas conserven la calma y la moderación, hagan más por la paz y la estabilidad en la península coreana y se abstengan de cualquier acción que complique la situación y aumente la tensión”, comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“No creo que haya posibilidad de medidas punitivas en este contexto. Aún no he visto el texto de la resolución, pero en las discusiones no hemos oído la palabra sanciones y francamente no creo que suceda”, Vitaly Churkin, embajador ante Naciones Unidas.

“Es una provocación que sólo sirve para aumentar las tensiones en la región. Pedimos de manera urgente al gobierno norcoreano respetar su compromiso de una moratoria en las pruebas de misiles”, Margaret Beckett, ministra de Relaciones Exteriores.

“Francia pide encarecidamente a Corea del Norte que respete estrictamente la moratoria que había declarado en 1999. Nuestro objetivo sigue siendo el desmantelamiento completo, irreversible y verificable del programa nuclear norcoreano”, Jean-Baptista Mattéi, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“La posible combinación de armas nucleares con las pruebas de misiles realmente hace que la cuestión tenga que abordarse a un nivel diferente que en 1998”, Kenzo Oshima, embajador ante Naciones Unidas.

“Corea del Norte debe cesar su actitud provocadora, retomar de inmediato las negociaciones entre seis países (las dos Coreas, EE.UU., China, Japón y Rusia) y sumarse a los esfuerzos internacionales en favor de la no proliferación nuclear”, Suh Choo-suk, asesor de seguridad del presidente surcoreano.

“Es una provocación irresponsable y un revés para todos los esfuerzos dirigidos a una solución de la crisis nuclear en la península coreana”, comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“La decisión de Corea del Norte está destinada a complicar aún más el actual punto muerto de las negociaciones a seis bandas (...) China tiene más influencia sobre Corea del Norte que cualquier otro país y espero que utilice su influencia”, Massimo D’Alema, ministro de Relaciones Exteriores.

“No podemos estar de acuerdo con el ensayo, aunque Corea del Norte no sea parte del TNP (Tratado de No Proliferación), porque su actitud pone en peligro la paz y la seguridad internacionales”, César Mayoral, embajador ante Naciones Unidas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.