EL MUNDO

Lealtad al partido, ante todo

Estas elecciones se definieron por lealtad partidaria, más que por el voto a los candidatos. Todos los demócratas votaron contra cualquier republicano, porque estaban enfadados: enfadados aún por la derrota de Al Gore, enfadados por la guerra, por la victoria de Bush en 2004... La militancia lo proclamaba; la blogosfera crepitaba. Esta actitud se refleja bien en lo que ha hecho el diario estadounidense The New York Times: por primera vez desde hace más de 30 años, el matutino –que ejerce, como casi todos, el hábito de aconsejar editorialmente las opciones de voto a sus lectores– no recomendó a ningún candidato republicano en su zona de influencia, el noreste del país, algo que hacía desde 1972 como prueba de independencia editorial. Por eso, el Times ha dicho que no podía recomendar que se vote al republicano Christopher Shays, que representa desde hace 20 años a un distrito de Connecticut y que ha sido respaldado por el periódico en otras elecciones. “Admiramos su independencia y respetamos su capacidad de liderazgo. Ha sido un buen congresista, pero no lo suficientemente bueno como para obviar el hecho de que su reelección ayudaría al partido, que merece desde hace tiempo una buena sacudida”, aseguró el diario. En esta misma dirección, el matutino rompió su tradicional oposición a Hillary Clinton y optó por apoyarla en estas elecciones.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.