EL MUNDO › HUBO UN MUERTO, 50 HERIDOS Y 300 DETENIDOS

Marcha anticumbre en Ramalá

La policía palestina dispersó ayer violentamente las manifestaciones causando la muerte de una persona, 50 heridos y deteniendo a 300. Los manifestantes protestaban en Ramalá, Naplusa y Hebrón contra la conferencia de Annapolis sobre Oriente Medio. También hubo protestas en Gaza y en los campos de refugiados palestinos en el Líbano. Las protestas fueron convocadas poco antes de que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, se reuniera en Annapolis (Maryland), con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, y el presidente estadounidense, George W. Bush, anfitrión de la cita, para relanzar el proceso de paz de Oriente Medio, a lo que se oponen enérgicamente los radicales islamistas palestinos.

En la ciudad cisjordana de Hebrón, Hisham Baradi, un palestino de 36 años que participaba en una de las manifestaciones contra la conferencia, murió a manos de las fuerzas de seguridad palestinas. En Ramalá, los policías dispararon al aire para contener a unos 400 manifestantes de Hizb al Tahrir, un grupúsculo islamista, contra los cuales cargaron con sus cachiporras, arrestando a decenas de militantes. En Ramalá, capital administrativa de Cisjordania, resultaron heridos al menos 20 manifestantes, mientras que más de 50 fueron detenidos, entre ellos varios periodistas. Enfrentamientos similares se produjeron entre miembros de ese pequeño grupo y la policía en Naplusa y Hebrón, en el norte y el sur de Cisjordania.

Las manifestaciones contra la cita de Annapolis habían sido prohibidas expresamente por los organismos de seguridad leales al presidente palestino, por temor a que islamistas vinculados a Hamas trataran de aprovechar la ocasión para provocar altercados en Cisjordania. “Abbas, Abbas, no renunciaremos al regreso de los refugiados a cambio de dinero”, o “Abbas, Abbas, consigue primero la paz en los territorios palestinos”, eran algunos de los slogans que corearon los participantes en la concentración de Ramalá, que se inició en la céntrica Plaza Al Manara. Las manifestaciones también se extendieron a Jenín, donde resultaron heridos 13 palestinos y otros 25 fueron detenidos, Naplusa y Tulkarem, donde las protestas transcurrieron de forma más pacífica.

En la Franja de Gaza, Hamas, que controla ese territorio desde junio, consiguió reunir a decenas de miles de seguidores para protestar contra la conferencia, en la que se anunció el compromiso de israelíes y palestinos de lograr un acuerdo de paz antes del final de 2008. La principal marcha partió ayer a la mañana de la Universidad Islámica y en ella participaron centenares de estudiantes que caminaron hasta la sede del Parlamento.

Horas antes, el depuesto primer ministro islámico, Ismail Haniye, en un discurso televisado había asegurado que el pueblo palestino “no se quebrará y seguirá con la resistencia” cualquiera sea el resultado de la cumbre sobre Medio Oriente.

Compartir: 

Twitter
 

Un simpatizante de Hamas bajo una bandera palestina, en Gaza
SUBNOTAS
  • Marcha anticumbre en Ramalá
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.