EL MUNDO › SU VISITA COINCIDIó CON LA HISTóRICA LIBERACIóN DE LOS REHENES

Al ir a Colombia, McCain se sacó la lotería

El candidato republicano a la Casa Blanca concluyó ayer su visita a Colombia con elogios al presidente Alvaro Uribe por haber liberado a la rehén de las FARC Ingrid Betancourt. “Estoy feliz por el éxito de la riesgosa operación”, indicó un comunicado de su equipo en Washington. En plena campaña presidencial, John McCain respaldó ayer el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Bogotá, trabado en el Congreso norteamericano, y antes de partir a México, donde anoche se iba a reunir con el mandatario Felipe Calderón, se dio el lujo de tomar prestado el consejo que su rival venezolano, el presidente Hugo Chávez, le dio semanas atrás a la guerrilla al pedirle que abandonara las armas.

El rescate de la rehén de las FARC más famosa del mundo fue el broche de oro que necesitaba la visita de McCain a Bogotá, criticada tanto por los demócratas como por la AFL-CIO, la principal central de trabajadores de Estados Unidos. Por eso, después de haber despegado rumbo a México, el aspirante a la presidencia norteamericana levantó el teléfono para saludar a su principal aliado en la región. “Es una gran noticia. Ahora debemos renovar nuestros esfuerzos para liberar a todos los otros rehenes inocentes”, dijo, según un comunicado.

McCain no llegó a presenciar el espectáculo, pero sabía de antemano lo que lo que iba a acontecer ayer. “Ayer (martes) por la noche, el presidente Uribe y el ministro de Defensa (Juan Manuel Santos) nos informaron de que la operación tendría lugar hoy”, dijo el líder republicano en una nota divulgada a la prensa, horas después de que Ingrid Betancourt fuese liberada por el ejército de Colombia.

En su visita a Cartagena, el candidato republicano cumplió una agenda apretada. Por la mañana desayunó con el canciller colombiano, Fernando Araújo, con quien compartió sus experiencias como veterano de guerra.

El canciller sabía de lo que hablaba el visitante. El permaneció seis años en poder de las FARC, hasta que logró fugarse en diciembre de 2006. Por su pasado, McCain lo consideró “un héroe internacional”.

El candidato republicano abordó varios aspectos de la lucha contra el narcotráfico, los avances en la guerra contra las FARC y la desmovilización de los escuadrones paramilitares, que todavía siguen asesinando a sindicalistas y campesinos.

“Hay un largo camino por recorrer para detener el flujo de drogas hacia Estados Unidos. El progreso que vi desde visitas previas aquí es sustancial y positivo, aunque reconociendo que en derechos humanos y otros asuntos, todavía se necesita hacer progresos”, reconoció. La falta de avances en esa materia y la pérdida de puestos de trabajo es el principal argumento que utilizan los demócratas, que son mayoría en el Congreso, para no ratificar el TLC con Colombia.

Al final de la jornada, McCain ofreció una rueda de prensa en compañía de su esposa y dos senadores estadounidenses en un tradicional hotel del centro de Cartagena, donde llamó a la guerrilla a deponer las armas. “Entiendo que el presidente Chávez ha hecho un comentario, una declaración de que las FARC se tienen que desarmar y dejar su lucha. Espero que acepten el consejo del presidente Chávez”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.