EL MUNDO

Sandinismo deshecho

–¿Qué representa hoy en Nicaragua el gobierno de Daniel Ortega y el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)?

–Es un sandinismo deshecho. En su primer gobierno fue una revolución pluralista, pero rápidamente la corte de Ortega aplastó la diversidad del frente y ya desde el ’82, ’83 me olía a estalinismo puro. Hoy el gobierno del FSLN es una camarilla de adictos a Ortega y nada más, sin mencionar los negocios de familia que se realizan. Su mujer, Rosario Murillo, controla el programa y los recursos de los Consejos de Poder Ciudadano (CPC), algo similar a algunas de las iniciativas que tuvo Chávez en algún momento de descentralizar y crear consejos locales dotados de recursos propios.

–¿Ve usted alguna política progresista en Nicaragua hoy en día?

–Mire, lo que veo no pasa de una política de asistencialismo y clientelismo social canalizada a través de los CPC. Usted se afilia al CPC y recibe, pues, alguna garrafa de gas, arroz y maíz a precios subsidiados, y cosas por el estilo. No se afilia y no recibe nada. Es así de sencillo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.