EL MUNDO › LA VUELTA AL RUEDO DEL ECONOMISTA

Regreso incómodo

 Por Eduardo Febbro

Muchos de los aliados políticos de Strauss-Kahn apuestan por su resurrección y su retorno al combate político. El diputado Julian Dray dijo ayer que el hombre está con ganas de “comerse el mundo”. La evidente vulnerabilidad que implica su comportamiento sexual no parece preocupar a sus aliados. Estos ya sueñan con un retorno triunfal a Francia del economista francés después de que la Justicia norteamericana lo declare inocente por completo de la acusación de agresión sexual por la cual no puede dejar Estados Unidos, al menos hasta la próxima audiencia, prevista para el 18 de julio. El problema principal es el calendario. La fecha para la presentación de las candidaturas socialistas con vistas a la interna de octubre vence el 13 de julio. Algunos dirigentes, entre ellos dos candidatos declarados a la investidura socialista, François Hollande y la ex candidata Ségolène Royal, aceptaron que el calendario se modifique. Sin embargo, la actual primera secretaria del PS, Martine Aubry, también aspirante a la candidatura presidencial, no tomó ninguna decisión.

Aubry recién se lanzó a la arena la semana pasada. La dirigente socialista había pactado con Strauss-Kahn no participar en las primarias, pero la extravagante historia neoyorquina cambió su opción. Un sondeo publicado ayer revela que el 49 por ciento de los franceses es favorable al retorno de Dominique Strauss-Kahn al escenario político (el índice sube a 60 por ciento entre los simpatizantes de la izquierda). Pero la apuesta es difícil, incluso si Strauss-Kahn regresa a Francia ennoblecido por su probable inocencia. Nadie sabe tampoco en qué estado se encuentra el dirigente francés, ni cómo quedó después de un mes y medio de infierno, ni si quiere o tiene energías para asumir una campaña electoral. Uno de sus más cercanos aliados, el diputado socialista François Pupponi, dijo el viernes: “Yo conocía al Dominique de antes del 15 de mayo (día del arresto). No sé qué habrá pasado con él después de esto”. Después del río de lodo e injurias y calumnias que le cayó encima, Strauss-Kahn tendrá mucho trabajo para hacer olvidar las revelaciones sobre su vida privada que se suceden desde hace un mes y medio.

Lo cierto es que la situación que se perfila enreda el juego político nacional, tanto a la izquierda como a la derecha. A los conservadores y al gobierno de Nicolas Sarkozy (foto) les vuelve a introducir el obstáculo de su popularidad y, en el caso de que lo declaren inocente, de su restauración moral y política. A los socialistas les da vuelta el montaje que armaron en plena crisis. Si en nombre de su retorno se atrasan las primarias y se presenta a las mismas, Dominique Strauss-Kahn aplastaría a todo el mundo. Si regresa y no participa en la acción política su palabra tiene, con todo, mucho peso. Sea como fuere, Francia sigue unida al destino de uno que lo perdió todo y que puede volver a ganarlo otra vez.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Regreso incómodo
    Por Eduardo Febbro
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.