EL MUNDO › SALVO ESTADOS UNIDOS, PANAMA Y CANADA, EL ORGANISMO RESPALDO A EVO MORALES

La OEA condena pero sin EE.UU.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, emitió una enérgica condena a la actitud de Washington y los países europeos que demoraron el avión del presidente boliviano. El debate se prolongó por falta de consenso.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, consideró ayer necesario condenar enérgicamente la ofensa contra el presidente de Bolivia Evo Morales. “Esto no es calificable como un incidente cualquiera. Lo que ocurrió el día 2 de julio es una ofensa grave a un presidente democrático de esta región”, dijo Insulza durante una sesión extraordinaria en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA). “Esto debe ser condenado con energía”, agregó. “Este tema se va a cerrar y aprobaremos una resolución, pero estas cosas dejan una herida y la mejor forma de que esa herida se cure es que sepamos lo que realmente pasó ese día”, continuó. Sin embargo, Estados Unidos, Canadá y Panamá consideraron que el asunto debe resolverse directamente entre Bolivia y los países europeos, sin ningún pronunciamiento de la OEA, algo con lo que Insulza estuvo en desa-cuerdo. “No sacamos mucho con discutir si los hechos son así o no. El caso es que coincidieron cuatro países de Europa en esto. Esto no puede ser una casualidad”, indicó.

El titular de la OEA se pronunció así después de que los representantes ante el organismo de España, Francia, Italia y Portugal ofrecieran explicaciones sobre su actuación en el incidente que obligó la semana pasada al avión de Morales a permanecer 13 horas en Viena, ante la sospecha de que transportaba al ex técnico de la CIA Edward Snowden, buscado por Estados Unidos.

La reunión fue suspendida hasta que las delegaciones negociaran la resolución final, antes de su votación. Insulza dio su apoyo al documento presentado por Nicaragua, Venezuela y Ecuador, que pide que se aclare el incidente o, de lo contrario, quedará una herida entre los países involucrados. La falta de consenso reside en el nombramiento de Estados Unidos como el país que interfirió para que España, Francia, Portugal e Italia no dejaran pasar el avión presidencial de Bolivia. La propuesta de Nicaragua, Ecuador y Venezuela cuenta con el respaldo, además de Bolivia, de Argentina, Uruguay y Brasil, entre otros.

Por su parte, el ministro boliviano de gobierno, Carlos Romero, calificó de grotesca la actuación de España, por lo que el representante de ese país ante la OEA, Jorge Hevia, subrayó que en ningún momento Madrid entorpeció el viaje de Morales y ofreció las disculpas en caso de que se malinterpretara la actuación de su embajador en Viena. Romero afirmó que el pedido de disculpas era un primer paso importante pero que aún faltaba aclarar si hubo intervención extranjera en la decisión de impedir el tránsito de Morales.

Romero condenó la actitud soberbia y contradictoria de España, Francia, Italia y Portugal, a los que Bolivia acusa de impedir el sobrevuelo por sus territorios del avión de Morales. En el caso de España, aseguró que el embajador español en Viena, Alberto Carnero, dijo al mandatario que la autorización de España para poder realizar el sobrevuelo solamente iba a permitirse en caso de autorizar una inspección al avión, ante la sospecha de que trasladara a Snowden. “Esta solicitud constituía una afrenta no solamente a la inmunidad de una delegación oficial, sino inclusive por una agresión moral, al haber sido tratado el presidente Evo Morales como un criminal”, aseguró.

“Pedimos que se haga una explicación, fundamentada, coherente, no una que carece de elementos, y pedimos que se presenten las disculpas correspondientes de lo que consideramos un grave atentado contra el presidente Morales”, afirmó el ministro boliviano. Denunció, además, que Estados Unidos presentara el mismo 2 de julio una petición de extradición de Snowden a la Cancillería boliviana, que fue rechazada porque, según el ministro, le estaban solicitando la extradición de un fantasma.

Romero destacó la necesidad de alcanzar una resolución conjunta para expresar el descontento de la región en el ámbito de la OEA. “Un rechazo ya es una definición significativa para, por lo menos desde el punto de vista moral, expresar nuestro agravio frente a estos países”, afirmó. “Lo importante es que una palestra internacional tan importante como la OEA ha respondido rápidamente a nuestra petición de analizar el tema. Hemos sido muy claros, contundentes y transparentes y hemos escuchado también una voz enérgica, unánime diría yo, de condenar cualquier acción de vulneración a la normativa internacional”, dijo.

El ministro se refirió asimismo a la voluntad expresada por el canciller español José Manuel García Margallo de pedir disculpas a Morales. “Nos parece un avance, un avance importante, porque en un primer momento no habíamos visto siquiera una apertura a poder calificar lo que había sucedido”, dijo Romero. “Ahora bien, el canciller García Margallo ha señalado también que si hubo o no inducción o intervención de uno u otro país a alguno de los cuatro países europeos involucrados eso lo dejaba como secreto de sumario”, subrayó. “Y nos parece que hubiera sido innecesario acudir a esa categoría si es que no hubiera habido una inducción, en este caso de Washington”, agregó el ministro.

Venezuela, Nicaragua y Ecuador mostraron de inmediato su solidaridad con Bolivia, con la que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), y respaldaron el proyecto de resolución que buscaba exigir explicaciones a los países europeos involucrados y emitir una declaración de condena conjunta. “Los países europeos actuaron de forma agresiva e inamistosa”, criticó el embajador nicaragüense, Denis Moncada, mientras que el representante venezolano, Roy Chaderton, los tildó de súbditos coloniales que obedecían dóciles a la superpotencia global, en alusión a Estados Unidos.

“Todos los días pasan aviones por territorio enemigo, como las aeronaves estadounidenses que sobrevuelan Cuba, y nunca se les ha negado el paso”, recordó Insulza. “Está muy claro que aquí hay un hecho que va más allá de las explicaciones que aquí se han dado. Con todo el respeto a los observadores de los países europeos, aquí hay un hecho grave que no ha sido aclarado”, apuntó. “La transparencia es la mejor forma de evitar que persistan las declaraciones que se han oído en muchos pueblos de América latina, como que solamente a un indígena lo trataban así”, declaró. Insulza aseguró también que al enterarse del incidente ocurrido a Morales le provocó una gran indignación y una solidaridad inmensa.

Compartir: 

Twitter
 

Sesión extraordinaria de la OEA para tratar el incidente con el avión de Evo Morales.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.