EL MUNDO › CLINTON SE RETIRO DEL ACTO POR EL ANIVERSARIO DEL 11-S

La salud de Hillary entró en la campaña

Nuevas señales de alarma se encienden en el banco demócrata: ayer, Hillary Clinton tuvo que abandonar una ceremonia en homenaje a las víctimas del atentado del 11 de septiembre de 2001, en Nueva York, luego de haber sufrido una descompensación. La salud de la ex secretaria de Estado es objeto de escrutinio por parte de los republicanos desde hace meses, aunque hasta ayer esas especulaciones solamente cabían en el rubro de las teorías conspirativas. Desde el episodio en Manhattan, que fue capturado en video y se viralizó rápidamente a través de las redes sociales, el tema quedará instalado en la opinión pública y puede volverse uno de los ejes del final de la campaña.

“Un golpe de calor” fue la explicación oficial del problema. “Participó de la ceremonia de conmemoración del 11 de septiembre durante una hora y media, para mostrar su respeto a las víctimas y consolar a algunos de sus familiares. Durante la ceremonia se sintió acalorada, por lo que decidió retirarse al departamento de su hija. Ahora se siente mucho mejor”, dijo su vocero Nick Merrill.

La información fue, en todo caso, insuficiente para acallar los rumores sobre posibles problemas graves en la salud de la candidata. Dos videos, tomados por transeúntes, que muestran los problemas de Clinton para mantenerse en pie aun cuando dos custodios la sostienen mientras sube a la camioneta con la que abandonó la ceremonia se viralizaron rápidamente por las redes, multiplicando las especulaciones. Partidarios de Donald Trump insistieron durante todo el día con que esas imágenes prueban las recurrentes teorías sobre una enfermedad grave de la demócrata.

Más allá de la veracidad de los reportes, a partir del episodio de ayer, y de la rápida viralización de las imágenes de Clinton perdiendo el paso, su historia clínica dejó de ser territorio privado y pasto de teorías conspirativas y se instaló como un tema de campaña.

Un problema más para la ex secretaria de Estado, que en las últimas semanas vio cómo su camino hacia la Casa Blanca viró de parecer una autopista bien pavimentada y casi libre de obstáculos a un pantano en el que cada día su candidatura se hunde un poco más en sus propios problemas.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La salud de Hillary entró en la campaña
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.