EL PAIS › HUELGA DE 24 HORAS DE LOS GREMIOS NACIONALES Y DE 48 EN BUENOS AIRES

Paro nacional de los docentes

Mientras la Nación dio por concluida formalmente la negociación paritaria, los sindicatos ratificaron el plan de lucha. A pesar del acuerdo salarial, en la comuna porteña la mayoría de los gremios se sumará a la protesta. En el distrito bonaerense siguen negociando.

El primer paro nacional docente a la gestión kirchnerista tendrá, según estiman los gremios, una “adhesión total”. Es la primera vez en cinco años consecutivos que no se alcanza un acuerdo en la paritaria nacional del magisterio, habilitada por este gobierno. El motivo de la huelga radica allí: la decisión del Ministerio de Educación de dar por cerrada la paritaria de este año, fijando el salario mínimo en 2800 pesos, monto rechazado en dos ocasiones por los gremios, que pedían tres mil. El aumento (un incremento virtual, ya que implica sólo un piso de referencia para los salarios provinciales) se hizo efectivo ayer, al conocerse la resolución oficial que así lo notificaba. La medida de fuerza había sido dispuesta el 25 de febrero; luego llegó la polémica por las declaraciones de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y las cinco confederaciones nacionales docentes (Ctera, UDA, CEA, Sadop y Amet) ratificaron el paro. Salvo en Mendoza, la huelga se cumplirá en colegios públicos y privados de casi todo el país, incluso en jurisdicciones que cerraron sus acuerdos, como la ciudad de Buenos Aires.

“En la contundencia que va a tener el paro, van a estar influenciando las declaraciones de la Presidenta, que fueron para nosotros una sorpresa por la inexactitud y la gratuidad, y generó reacciones muy negativas en toda la docencia argentina”, sostuvo la titular de Ctera, Stella Maldonado. La dirigente sindical se refirió así al discurso con el que Fernández de Kirchner dejó inauguradas las sesiones ordinarias del Congreso, cuando consideró que los docentes “trabajan sólo cuatro horas por día y tienen tres meses de vacaciones”. Maldonado remarcó, no obstante, que el paro “está ligado a la discusión salarial y al hecho de que el Gobierno, unilateralmente, decidió cerrar esa negociación”.

“Hoy (por ayer) llegó la resolución del ministerio donde de manera unilateral confirman los 2800 pesos de sueldo inicial –advirtió a Página/12 el titular de la UDA, Sergio Romero–. Lo están analizando los abogados del gremio, pero de todas maneras tiene índices de poco sustento, es un acto administrativo recurrible. El artículo 10 de la Ley de Financiamiento Educativo dispone que el acuerdo debe ser entre ambas partes”, dijo, y siguió: “Hay un inconformismo muy marcado, porque muchos de los gobernadores están negociando con los 2800 pesos que no fueron aceptados por los gremios”. Romero aseguró que desde su gremio estiman un “acatamiento total” al paro convocado para hoy.

Tras cerrarse la paritaria nacional, la discusión se trasladó a las provincias. En Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos y provincia de Buenos Aires, entre otras provincias, aún no se ha llegado a un acuerdo, y el ciclo lectivo en sus escuelas comenzó de modo irregular. Los docentes mendocinos son los únicos que no se acoplarán al paro de hoy, ya que deberán obedecer la conciliación obligatoria que dictó el gobierno local. A la misma medida podría apelar la gobernación bonaerense: “Está dentro de nuestras atribuciones y no la descartamos para nada”, dijo el ministro de Trabajo de la provincia, Oscar Cuartango. Ayer se reanudó la paritaria bonaerense, pero tampoco hubo avances: los sindicatos dispusieron un paro por 48 horas que comenzará hoy. Para Cuartango, las medidas de fuerza “son prematuras, inoportunas y excesivas”.

“Lamentablemente fue lo mismo de la última reunión. Nos dieron una formulación más detallada del aumento que ofrecían, pero de todas formas el monto es insuficiente –dijo el titular de Suteba, Roberto Baradel, ante la consulta de este diario–. Más allá de lo expresado públicamente sobre la voluntad de diálogo, tiene que hacerse un esfuerzo para mejorar la situación, y no es lo que está haciendo el gobierno provincial”. La gobernación bonaerense volvió a ofertar un incremento del 19,16 por ciento, que implica llevar el salario mínimo a 2860 pesos, cuando los gremios piden 3100. Baradel agregó una crítica cualitativa: “Al tener sumas fijas, la propuesta produce un achatamiento de la escala salarial”.

Informe: Agustín Saavedra.

Compartir: 

Twitter
 

El llamado a la huelga nacional es en rechazo a los 2800 pesos fijados como piso.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared