EL PAIS › EXPERTOS EN INFORMATICA ANALIZARON EL VOTO ELECTRONICO

“El sistema es inseguro”

En la Facultad de Ciencias Exactas, investigadores advirtieron que los dispositivos de voto electrónico son vulnerables, ponen en riesgo el secreto del sufragio y dificultan la fiscalización.

Sebastián Uchitel, Javier Blanco, Marcelo Arroyo y Dante Zanarini, ayer, en Exactas de la UBA.
Imagen: Télam.

En medio del debate parlamentario por la reforma electoral y la implementación de la Boleta Única Electrónica, académicos e investigadores en computación de todo el país se pronunciaron en contra del voto electrónico, a través de una declaración firmada por expertos de distintas universidades nacionales, y ayer ofrecieron una conferencia para exponer las debilidades y los riesgos del sistema propuesto por el gobierno nacional. “Los sistemas informáticos son inherentemente inseguros. Es imposible construir un software libre de errores. Es imposible desde lo práctico y también, dependiendo de los requerimientos, desde lo matemático, y este es el caso en particular de los sistemas de voto electrónico”, explicó Sebastián Uchitel (UBA-Conicet), quien participó del encuentro realizado en la Facultad de Ciencias Exactas (UBA) junto con Dante Zanarini (Universidad Nacional de Rosario), Marcelo Arroyo (Universidad Nacional de Río Cuarto) y Javier Blanco (Universidad Nacional de Córdoba).

Los especialistas hicieron énfasis en la inseguridad del sistema impulsado por el macrismo, aseguraron que con el método electrónico se pone en riesgo el secreto del voto y, entre otras cosas, remarcaron que no es posible diseñar y poner en marcha un software sin vulnerabilidades. Como conclusión, afirmaron que el sistema más seguro es aquel en el que el ciudadano introduce una boleta de papel en una urna, sin la mediación de ningún dispositivo electrónico.

“El que dice que tiene un sistema informático seguro no sabe lo que está diciendo o está mintiendo”, dijo Uchitel. Mientras en algunas áreas y servicios es razonable correr los riesgos que implica un dispositivo informático inseguro, en otras “introducir riesgos es muy peligroso”, sostuvo Uchitel, e incluyó en ese último conjunto a los sistemas de voto electrónico.

“Si bien la tecnología puede ayudarnos a resolver muchos problemas, no hay ningún sistema que sea inviolable. Hay que alertar a la sociedad de que el voto electrónico tiene y tendrá fallas y que eso puede usarlo alguien en forma maliciosa”, señaló a Página/12 Dante Zanarini.

El caso que los expertos pusieron como ejemplo fue la elección de 2015 en la Ciudad de Buenos Aires, donde se aplicó –por primera vez en el distrito– el sistema que ahora el Gobierno prevé utilizar en todo el país. Uchitel remarcó que luego de las elecciones “se encontraron varias fallas graves. El chip adulterado podía computar varios votos y el encriptado era tan inseguro que permitía el potencial envío al centro de cómputos de resultados falsos, pero que parecían oficiales”. Sólo después de que esas fallas fueron detectadas por un especialista en computación, la empresa responsable del dispositivo, MSA, reconoció las vulnerabilidades y que, efectivamente, sus servidores habían sufrido ataques cuyo origen y alcance aún no se terminaron de determinar.

Uno de los principales argumentos oficiales para defender la Boleta Única Electrónica es la supuesta mejora de las condiciones democráticas en relación con el voto con papel, sobre todo por la imposibilidad de que se produzcan robo de boletas y otras prácticas de coacción. Sin embargo, para Zanarini, es exactamente al revés: “Garantía democrática es que una persona con mínimos conocimientos pueda entender cómo se vota y fiscalizar el proceso”. En el caso del voto electrónico, se trata de “un lenguaje es muy complejo, entonces se cede el proceso de auditabilidad a un grupo de expertos. Los ciudadanos pierden la posibilidad de fiscalizar el proceso”, explicó. Además, el especialista advirtió que “si yo te digo que la máquina puede saber a quién votas, ¿no hace más fácil la coacción?”.

Los investigadores remarcaron también que el sistema de voto electrónico es rechazado en gran parte del mundo y que sólo tres países (Brasil, India y Venezuela) lo utilizan en forma extendida en todo su territorio. También coincidieron en proponer la boleta única de papel como una alternativa eficiente al sistema vigente.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared