EL PAIS › ACTO POR LOS 40 AñOS DE LA APROPIACION DE PAPEL PRENSA

“Uno de los despojos más grandes de la dictadura”

“El robo del siglo” no es el título de una película sino el lema que eligieron referentes de los derechos humanos y la comunicación para repudiar los 40 años de la apropiación de la empresa Papel Prensa, que se cumplieron ayer. Hubo un acto en la esquina del diario Clarín, en Barracas, que enfatizó la impunidad de la sustracción ilegal de la empresa productora de papel, dado que la causa, que involucra a genocidas y empresarios de medios, está congelada en el juzgado federal de Julián Ercolini. “Esto fue un despojo, uno de los más grandes que se realizó en dictadura, hace 38 años, fue una presión tremenda para que se acceda a la transferencia del paquete accionario a los tres diarios (Clarín, La Nación y La Razón), con amenazas de estos señores”, sostuvo Rafael Ianover, ex vicepresidente de Papel Prensa y querellante en la causa.

La convocatoria la realizaron Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, la CTA de Hugo Yasky y la Federación Gráfica Bonaerense, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas. El encuentro reunió a referentes de organismos de derechos humanos, de la cultura y la comunicación en la esquina Ana Ale, en Tacuarí y Finochietto, bautizada así en homenaje a la periodista y delegada gremial de Clarín despedida en 2000. Entre los oradores estuvieron tres de las víctimas de la sustracción ilegal de la empresa que hasta el año 1976 perteneció a los Graiver: Lidia Papaleo, viuda de David Graiver; su hermano Osvaldo y Ianover, quien además es autor del libro Una historia oscura. Papel Prensa y la conspiración mediática de 1976.

“No esperábamos tanta concurrencia porque sólo lo difundimos en las redes; lo importante es que la gente se compromete y para nosotros es un reverdecer de nuestra lealtad como familia con quienes impulsaron esta lucha que son Néstor y Cristina Kirchner”, dijo Osvaldo Papaleo a Página/12 al culminar el acto.

El 2 de noviembre de 1976 se resolvió, a un precio vil y bajo tortura, el traspaso accionario de Papel Prensa desde las familias Graiver y Papaleo a la sociedad Fapel, que integraban los diarios Clarín, La Nación y La Razón. “Creemos que es una fecha muy importante porque se produce en un contexto en el cual las causas por delitos de lesa humanidad están viviendo un estancamiento, producto de las políticas del gobierno nacional, también en un momento en el que las causas vinculadas a la complicidad civil con el Terrorismo de Estado están viviendo una situación crítica: le están dictando sobreseimiento a quienes fueron los impulsores e ideólogos del genocidio, como el caso de Vicente Massot y Carlos Blaquier. Nosotros creemos que tampoco es casualidad que la causa Papel Prensa esté paralizada, que no se haya citado a prestar declaración indagatoria a los responsables de la apropiación”, dijo Carlos Pisoni, de H.I.J.O.S. Y agregó que “algunos acusados ya se murieron, como Videla y Martínez de Hoz, y otros siguen gozando de la impunidad de no tener que pasar por los Tribunales, como Héctor Magnetto, Bartolomé Mitre y Ernestina Herrera de Noble”.

Compartir: 

Twitter
 

El acto recordatorio se realizó en la esquina del diario Clarín.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.