EL PAIS › DISPOSICION EN CHILE CONTRA EL PEDIDO DE OYARBIDE

Un juez a favor del riojano

Carlos Menem puede quedarse tranquilo en Chile; puede bailar con cuanta odalisca desee o hacer lo que le plazca: el ministro de la Corte Suprema de Justicia chilena Humberto Espejo declaró ayer inadmisible el pedido de extradición del ex presidente que realizó el juez federal Norberto Oyarbide en el marco de la causa que le sigue por omisión maliciosa en su declaración jurada de bienes. “No se imaginen que por lo que dijo Chile se murió la causa en Argentina”, reaccionó el magistrado y advirtió que si “pisa la frontera sí que va a tener problemas”. Es que la orden de captura en su contra sigue en vigencia y si bien Menem no puede ser detenido en territorio chileno, sí es posible arrestarlo en caso de que lo abandone.
La resolución de Espejo es la primera victoria que Menem se anota en los tribunales chilenos aunque la batalla judicial continúa y no sólo en el caso por el cual Oyarbide pidió su extradición: la Corte Suprema chilena debe decidir si acepta o rechaza un planteo similar que formuló el juez federal Jorge Urso. Ese magistrado pidió también la captura del riojano y su trasladado desde Santiago a Buenos Aires en la causa en la que investiga si se pagaron sobreprecios en la construcción de cárceles durante su mandato.
Espejo consideró “inadmisible” el pedido de extradición del ex presidente que formuló Oyarbide. El argumento del juez para rechazar el pedido fue que “la detención de Menem es tan sólo una sanción por incumplimiento de los trámites procesales”, pero “no por haber ejecutado un ilícito penal”. El integrante de la Corte Suprema chilena recordó, además, que “la extradición se reserva sólo para delitos” y que “la Convención sobre Extradición suscrita en Montevideo establece que sólo puede solicitarse cuando el hecho revista el carácter de delito y sea punible en ambos Estados con una pena mínima de un año de privación de la libertad”.
La defensa de Menem tomó con satisfacción la resolución de Espejo y destacó que había actuado “ajustado a derecho”. “La Justicia chilena ha actuado con el rigor que nosotros siempre hemos sostenido que debía proceder en estos casos”, afirmó el abogado chileno del riojano, Gabriel Zaliasnik.
Si bien Oyarbide no recibió aún la notificación formal de la decisión de la Corte Suprema de Chile, funcionarios de su juzgado ya comenzaron a analizar si es posible presentar algún tipo de planteo para recurrir la resolución. Otro de los abogados del ex presidente, Alejandro Novak, se apresuró a aclarar que lo dispuesto por Espejo “es inapelable”. Novak explicó que el rechazo a la extradición estuvo fundado en que no hay ninguna condena en contra de su cliente, pero dijo también que otra razón fue que la existencia de “errores formales y de procedimiento” en el pedido remitido por Oyarbide. El primer análisis que hacían anoche en Tribunales es que si de tratarse de algún error formal en el planteo tal vez haya algún resquicio para cuestionar la resolución.
Oyarbide no cerró ninguna puerta. “El pronunciamiento del más alto tribunal chileno no borró la causa en Argentina. El doctor continúa procesado y está rebelde”, declaró el juez y recordó que Menem sigue “prófugo porque la captura es internacional”. El magistrado precisó que el ex presidente “se puede mover en Chile”, pero lanzó una advertencia: “Cuando pise la frontera, sí que va a haber problemas. Va a ser detenido para que sea remitido a la Justicia argentina”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared